ir al contenido

Comunicado: Ante la presencia de un murciélago con virus rábico en Montevideo

 

Ante la presencia de un murciélago con virus rábico en Montevideo el Ministerio de Salud recuerda: 

 

Por año se detectan entre 8 y 12 exposiciones de humanos a murciélagos sospechosos de rabia que no todos terminan confirmando el cuadro. Estos eventos forman parte del ciclo natural del virus en animales silvestres.


Se debe evitar la exposición de la persona. Por esto, en caso de identificar un murciélago dentro de la vivienda se recomienda no tocarlo sin protección y buscar asesoramiento llamando al teléfono: 1934 int 4010 (las 24 horas, los 365 días del año)
Ante cada caso el MSP coordina acciones con la Comisión Nacional de Zoonosis y el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca.

 

Definiciones

La rabia es una enfermedad mortal para el ser humano y también para los animales. Es una zoonosis que se transmite al hombre por la inoculación de virus rábico contenido en la saliva o el tejido nervioso de un animal infectado, a través de una mordedura o por contacto con mucosas.

Su prevención debe basarse en la vigilancia de la aparición de casos de rabia en animales y su control.

Esto permite identificar zonas y momentos de riesgo para la población y aplicar medidas de prevención específicas para evitarla.

En el ciclo urbano los principales reservorios y fuentes de infección son los perros y los gatos (variante V1 y V2).

El llamado ciclo silvestre o rural es protagonizado por zorros, zorrillos, hurones, monos, felinos salvajes y murciélagos. Dada las dificultades planteadas en el control de epizootias en animales silvestres, se hace más relevante la vigilancia de las personas expuestas a las mismas.

La rabia existe en los animales silvestres que pueden tener contacto con animales domésticos o seres humanos, de manera que es imposible erradicarla.

Es importante destacar que conejos, ardillas, ratas y ratones no son considerados reservorios y que por lo tanto una mordedura de los mismos no conlleva vacunación antirrábica

Uruguay puede considerarse que ha alcanzado la eliminación de la rabia canina, el último caso de rabia humana fue en 1966 y el último diagnóstico canino en 1983. Sin embargo, la enfermedad es endémica en poblaciones de murciélagos insectívoros en donde circulan las variantes V3 y V4. A partir de estos reservorios existe la probabilidad de que animales domésticos, especialmente perros y gatos, e incluso el hombre adquieran la enfermedad.

Las mordeduras constituyen uno de los riesgos más importantes para la transmisión de la enfermedad, por esta razón, con el fin de consolidar la eliminación de rabia humana transmitida por perros y prevenir la de origen silvestre, se realiza la vigilancia de las mismas, siendo desde 2004 un Evento de Notificación Obligatoria del Grupo A – (notificación inmediata por la vía más rápida disponible).

Las vías disponibles son:

 Teléfono: 1934 int 4010 (las 24 horas, los 365 días del año)

 Fax: 24085838

 e-mail: vigilanciaepi@msp.gub.uy

 Sistema on line a través de la página web del MSP: www.msp.gub.uy

 Correo postal: 18 de Julio 1892, 4o piso, Of. 402.

 

SITUACIÓN 1: MORDEDURA DE ANIMAL SILVESTRE

 

El período de observación de los animales silvestres no se encuentra determinado como en perro y gato, lo que determina que se desconozca  el período de transmisibilidad  y el de incubación. En consideración a  esto,  toda mordedura ocasionada por animales silvestres, debe ser tratada con inmunoglobulina y el esquema de vacunación post-exposición completo,  sin importar el sitio de la mordedura y aunque el animal permanezca aparentemente sano a la observación.

 

SITUACIÓN 2: CONTACTO CON MURCIÉLAGO

 

Estudios realizados en murciélagos demuestran que podrían albergar el virus por largos períodos sin sintomatología.

Como se lamen y el virus de la rabia se transmite por saliva, el solo hecho de tocarlos sin protección puede considerarse como una exposición.

 

TRATAMIENTO ANTIRRÁBICO SITUACIÓN 1 Y 2: SUERO Y VACUNA

La inmunoglobulina antirrábica de origen humano o suero antirrábico homólogo se recomienda sólo en circunstancias especiales y su uso será indicado por la División Epidemiología del MSP.

Su administración se coordina con el prestador de salud que corresponda.

Se aplica una sola vez a dosis de 20UI por kg de peso corporal. Se infiltra la mayor cantidad posible alrededor del sitio de la mordedura y lo que resta se coloca por vía intramuscular en un lugar distinto al de la vacuna.

Simultáneamente se debe comenzar con el esquema de vacuna antirrábica.

Vacunatorios habilitados

en el interior: Centros departamentales de la CHLA-EP
en Montevideo: Hospital Pereira Rossell – Vacunaciones

 

SITUACIÓN 3: PRESENCIA DE MURCIÉLAGOS EN UNA VIVIENDA

 

Ante la presencia de murciélagos en una vivienda hay que considerar que son particularmente sospechosos de enfermedad aquellos animales que actúan de manera no habitual: murciélagos que vuelan de día, con dificultad para volar, o que no huyen frente al contacto humano.

Pueden ser estudiados para descartar rabia en el DILAVE (Dirección de Laboratorio de Veterinaria). Para capturarlos usar una caja o frasco, manipularlos con cuidado, evitando el contacto directo, con guantes, a través de una bolsa de nylon o una pala.

Se trata de especies que en general son insectívoras, por lo que cumplen un rol muy importante y por ello están protegidas por leyes nacionales e internacionales (NO EXTERMINAR LA COLONIA).

Si el murciélago da positivo a la inmunofluorescencia y hubo contacto directo por ser manipulado sin protección la persona se considera expuesta y debe recibir suero y vacuna. Si hay animales domésticos en la casa o el predio que hayan podido tener contacto con él, se deben vacunar y poner en cuarentena por 6 meses.