ir al contenido

Comunicado de Prensa sobre Hepatitis E

+A

La División Epidemiología del Ministerio de Salud Pública y la Sección Virología de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República informan que: La Hepatitis E es una enfermedad que afecta el hígado, y es causada por el virus de la Hepatitis E (VHE). Se trata de una enfermedad poco frecuente en el Uruguay, notificada por primera vez en el año 2010, a raíz de trabajos realizados en la Sección Virología de la Facultad de Ciencias. Desde esa fecha, 21 casos humanos han sido detectados y notificados en todo el país. El virus de la hepatitis E se transmite principalmente por vía fecal-oral, como consecuencia de la contaminación fecal del agua de bebida. Esta vía explica una gran proporción de los casos a nivel mundial.

También se han observado otras vías de transmisión, pero que solo explican un número menor de casos:

  • la ingestión de carne o productos cárnicos poco cocinados derivados de animales infectados (incluido el cerdo);
  • por vía transfusional;
  • o por transmisión vertical de una embarazada al feto.

En nuestro país, que cuenta con sistemas de saneamiento y acceso a agua potable adecuados, la vía fecal-oral tiene una menor importancia relativa. Su incidencia es sumamente variable a lo largo del mundo, con países que presentan una alta endemicidad. Este fenómeno es más común cuando las condiciones sanitarias y de acceso a agua potable son deficitarias. También es habitual en países donde se consume habitualmente cerdo o productos cárnicos pocos cocidos.

Quienes enferman, habitualmente no presentan síntomas, pero en caso de presentarlos suelen incluir:

  • Fiebre
  • Fatiga
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Orinas oscuras (hipercoloreadas)
  • Deposiciones de color claro
  • Coloración amarillenta de piel (y ojos)

Habitualmente la infección cursa sin complicaciones, excepto en personas que presentan un riesgo aumentado, tales como embarazadas y personas con inmunodepresión.

La hepatitis E debe ser diagnosticada mediante estudios de laboratorio. El Departamento de Laboratorios de Salud Pública realiza, en forma gratuita, el diagnóstico de la infección por este virus. Para ello, el médico tratante debe sospechar su ocurrencia y descartarla, de presentarse los síntomas listados previamente.

Resulta importante destacar que: No existe un tratamiento específico de la Hepatitis E, la que habitualmente mejora espontáneamente, con manejo de los síntomas únicamente. La medida de prevención principal consiste en mantener una adecuada higiene de manos y evitar consumir carne de cerdo cruda o poco cocida.

Se recuerda que la Hepatitis E es un evento de notificación obligatoria del grupo B (dentro de los 7 días de sospechada), según lo establecido en el Decreto 41/012.