ir al contenido

Comunicado a la Población Floraciones Algales

Ante la presencia de algas en las aguas costeras y los riesgos a la salud que la exposición a las mismas podría traer aparejado, el Ministerio de Salud Pública (MSP), a través de la Dirección General de la Salud, División Salud Ambiental y Ocupacional, recuerda a la población las precauciones a adoptar, así como el informe técnico sobre  “Floraciones Algales de Agua Dulce: Cianobacterias, y la Producción de Metabolitos Tóxicos para la Salud: Cianotoxinas”.

Como es de conocimiento público, la Intendencia de Montevideo detectó la presencia de colonias dispersas de cianobacterias en las aguas costeras. El reporte de la comuna, refiere a  estudios realizados entre el 26 de diciembre de 2013 y el 1 de enero de 2014, los cuales mostraron estas colonias en baja concentración, de acuerdo a un comunicado difundido en las últimas horas.

En este sentido, el MSP, refuerza las recomendaciones efectuadas por la Intendencia, en cuanto a no ingresar al agua, durante las 24 horas posteriores a lluvias ni en las áreas donde se localizan acumulaciones de cianobacterias conocidas como “espuma cianobacteriana” (mancha verde, observable desde lejos). En caso de contacto con la misma, se aconseja  lavarse lo antes posible en la propia playa con agua limpia. 

Asimismo, si  se detecta la presencia de cianobacterias en baja concentración cuando ya ingresó al agua (con aspecto de yerba mate dispersa),  se recomienda remover  por lavado, cualquier resto en la piel y vestimentas. Usualmente las concentraciones de toxina corresponden a riesgo moderado o bajo, de acuerdo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, pero aún así pueden aparecer efectos de irritación en piel, mucosas o reacciones alérgicas.

También se debe evitar que los niños se bañen o  jueguen en la arena donde se observen restos de manchas verdes, ya que los mismos son más propensos a ingerir agua o arena y los efectos en ellos son más importantes.

Se recomienda consultar al médico si se presentan alergias o inflamaciones de piel y mucosas, diarreas, náuseas, vómitos o cualquier síntoma no habitual.

En caso de observarse algunas “aguavivas” de aspecto poco común y color azulado del tipo Fragata portuguesa (Physalia physalis), evitar especialmente el contacto con sus filamentos azules o violetas y consultar al médico si luego de contacto accidental se presentan molestias persistentes.