ir al contenido

Comision De Bioetica Y Calidad Integral De La Atencion De La Salud

La salud, estado de equilibrio biosicosocial, derecho inalienable, bien social, medio y fin del desarrollo de la sociedad, está íntimamente vinculada a la vigencia y ejercicio pleno de los derechos del ser humano relativos a su nivel y calidad de vida y entre ellos a la atención que se le brinde.

INTRODUCCIÓN

 

Es compromiso y deber del estado, que este gobierno ha asumido en forma explícita, reconocer su plena vigencia, garantizando el derecho de todos los habitantes a una atención de la salud integral, eficiente e impregnada de humanismo, desarrollada a través de un equipo de salud, científica y laboralmente suficiente, que actúe con satisfacción vocacional y económica. El equipo debe ejercer su trabajo con espíritu de servicio, e inspirado en principios y normas éticas respetuosas de la dignidad humana.

Consideramos necesario superar una realidad actual que todos reconocemos como injusta, inadecuada y cada vez más carente del componente humano indispensable. Se ha desarrollado básicamente en torno a la demanda de asistencia ofreciendo respuestas parciales, con acciones centralizadas y burocratizadas, carentes de equidad, proclives a la ausencia de la relación humana adecuada, con predominio de un especialísimo no siempre justificado y diferencias en calidad y adecuación.

Su financiamiento, unido a las condiciones de deterioro socio-económico de la población, limita el oportuno acceso a través de trabas en cuotas y tickets que tampoco han mejorado la situación de las instituciones. En los efectores de ASSE las carencias económicas afectan notoriamente la calidad de asistencia e imponen esfuerzos que los usuarios no están en condiciones de realizar.

Se atiende - parcial e inequitativamente - la enfermedad, que es la consecuencia y no se prioriza la Promoción de la Salud, ni se promueve la Prevención de la Enfermedad, que debería ser el objetivo final.

Se ha puesto en riesgo el esfuerzo y la actividad de mutualistas, cooperativas de asistencia de la Salud y servicios públicos, que tradicionalmente, junto a los gremios de profesionales y trabajadores de la salud y otras expresiones organizadas de trabajadores y grupos sociales del país, procuraron sostener y desarrollar formas de asistencia solidaria que caracterizaron al país y que actualmente, aunque con sesgos y carencias, continúan brindando servicios con el invalorable esfuerzo de los trabajadores y los tributarios que soportan las dificultades que la situación implica.

La necesaria adecuación de la estructura, organización y financiamiento de las cada vez más complejas instituciones y acciones de atención médica dirigidas a toda la población, requiere un abordaje sistémico, que comprenda y priorice la complementación, coordinación e integración, que privilegie las acciones de promoción de la Salud, prevención de la enfermedad y primer nivel de atención, junto al análisis de los recursos, su estructura, el proceso de gestión y los resultados, construyendo y consolidando el Sistema Nacional Integrado de Salud y el Seguro Nacional de Salud.

Es aplicable el criterio tan divulgado que Donabedian introdujo para la gestión de la calidad en la atención de la salud, al considerar los conceptos de: Estructura (edificios, recursos económico-financieros, recursos humanos, recursos tecnológicos), Proceso (organización, coordinación, funcionamiento, información etc.), y Resultado (mejora de índices sanitarios, satisfacción del usuario).

Conjuntamente, es necesario retomar la consideración de la salud-objetivo, derecho de expresión individual y colectiva, de índole biosicosocial, que se nutre con la fluida relación médico-paciente, equipo de salud comunidad. Estos conceptos, que constituyen el punto de partida y catalizador de la sensación de confianza y seguridad de la sociedad toda, consolidan ahora su vigencia a través del compromiso del Estado, que reconoce y asume su responsabilidad en la conducción política; del equipo de salud, que se integra a la tarea profesional y social con plena conciencia de sus obligaciones y derechos y de la comunidad en su conjunto, que se constituye en participante activo e indispensable en las distintas etapas de este proceso. Con la convicción de que la salud, derecho de todos, requiere de la participación responsable de todos en la utilización de sus recursos, en la adecuación y cuidado de su gestión y en la valoración y control de sus resultados.

Se caracteriza así ese nuevo contrato de responsabilidades y derechos compartidos donde gravitarán con plenitud los Principios de la Ética y las normas que hacen a la Calidad Integral de la Atención de la Salud

A) LA COMISIÓN DE BIOÉTICA Y CALIDAD INTEGRAL DE LA ATENCION DE LA SALUD: A los efectos de contribuir a una nueva filosofía que no sólo contemple la introducción de la bioética, sino la incorporación de la misma al aseguramiento de la calidad de la atención de la salud junto con los otros parámetros señalados (técnico-asistencial y contenido humano intrínseco) se ha creado dentro del Ministerio de Salud Pública una comisión central, de carácter nacional: la Comisión de Bioética y Calidad Integral de la Atención de la Salud. Ésta a su vez propiciará la instalación de una serie de comisiones similares, a nivel departamental y en los distintos sectores públicos y privados; en los distintos efectores, y también en los distintos niveles de atención. Podrán constituirse de acuerdo a las necesidades, subcomisiones específicas, transitorias o definitivas, de acuerdo a la problemática planteada (Ej. Subcomisión para evaluación de proyectos de investigación). Su constitución es multidisciplinaria y deberá incorporar a los usuarios de efectores públicos y privados una vez que se reglamente la forma y carácter de la incorporación. Depende del Ministerio de Salud Pública, quien determinará su representación y las relaciones intrainstitucionales. La Comisión Central pondrá el acento en los aspectos educativos y de síntesis sin renunciar a su papel de alzada. Cuando lo considere necesario podrá actuar también de oficio.

B) FUNCIONES: Para alcanzar sus objetivos, deberá proponer tareas de nivel educativo, de normatización y de supervisión de carácter general.

1) Promover la educación al personal médico y asistencial así como al administrativo y al público con respecto a derecho y deberes respectivos, y la educación continua en DDHH, principios éticos, y relación entre equipo de salud y usuarios. Propiciar la educación específica para los miembros de los Comités Hospitalarios de Ética, y para el personal de Atención al Usuario. Contribuir al conocimiento y difusión de las normas relativas a los derechos y deberes del personal de los establecimientos sanitarios.

2) Incentivar la elaboración de normas y pautas para mejorar la calidad técnica y contenidos humanos y éticos de la atención de la salud.

3) Propender al mejoramiento de la calidad de la atención considerando los aspectos de Estructura, Proceso y Resultado (Donabedian).

4) Propiciar la creación de Comités Hospitalarios de Ética en cada lugar de trabajo.

C) CARACTERES DE SU ACTUACÍON: A los efectos operativos se considerará una Bioética emanada de los DDHH, que respete la dignidad humana, la protección de las personas frágiles o vulnerables, y los criterios de los principios en Bioética (no maleficencia, beneficencia, autonomía y justicia), junto con los datos de Medicina Basada en la Evidencia cuando se dispongan de ellos, y el contenido humano intrínseco en la atención de la salud. La Comisión propiciará la aplicación de pautas o guías clínicas reconocidas, que tendrán fuerza en su aplicación colectiva, pues serán consideradas en la evaluación de los distintos efectores públicos y privados. Las pautas serán evaluadas y se considerarán las observaciones realizadas a las mismas y el aporte de nuevos conocimientos científicos en el proceso de su actualización. A los efectos de abordar los aspectos técnicos y elaborar las pautas, se recurrirá a las asesorías universitarias y profesionales apropiadas. En relación a la conflictiva que se refiera a la gestión integral de la calidad de la atención de la salud, deberá analizarse en los distintos niveles considerados en la red (locales, Departamentales y finalmente Central, cuando la entidad de la misma lo requiera).

Fecha: 
Lunes, 7 Octubre, 2013