ir al contenido

Comunicado A La Población

COMUNICADO DE LA COMISION HONORARIA ASESORA DE ENFERMERIA

 

A LA POBLACION

 

En relación a los hechos acaecidos recientemente en dos instituciones capitalinas, cuyo cometido es brindar atención a la salud, cúmplenos puntualizar en primer orden los siguientes aspectos:

 

1. Repudiamos profundamente los hechos acaecidos.

2. Es de orden dentro de todas las etapas del proceso asistencial, involucrar en la responsabilidad a TODOS los integrantes del equipo de salud que se desempeñan en el contexto dado. Cupiéndole a cada uno de ellos, la responsabilidad que le compete de acuerdo a su formación académica, en el

desarrollo de la dinámica asistencial específica.

3. Vinculada la Comisión de Paciente Seguro, es su responsabilidad brindar herramientas que prevengan la ocurrencia de eventos adversos;

entendiéndose por ello, aquellas acciones que orientadas a proporcionar el tratamiento y el bien, de manera involuntaria al actor, provoca efectos indeseados al destinatario de los mismo; a diferencia de lo acontecido, donde de acuerdo a lo trascendido al respecto, existió la intencionalidad de provocar los desenlaces que son de pública notoriedad.

 

En lo que a enfermería respecta, el aplicar medidas preventivas en hechos de esta naturaleza, implica tener en cuenta que:

 

1. El control es la principal etapa del proceso administrativo, por lo que deben tomarse todos los recaudos necesarios a fin de que sean cumplidos cada uno de los roles. Para ello, es requisito imprescindible proveer a los servicios de la dotación de recursos humanos, adecuados al nivel asistencial del servicio y a la caracterización y/o complejidad de los cuidados demandados por los usuarios. Ellos son estandarizados por organismos internacionales tales como la OPS-OMS, el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) y en el ámbito nacional los que se manejan públicamente por la Comisión Nacional Asesora de Enfermería (CONAE), que están basados en los estándares que citan los

organismos internacionales antes mencionados.

 

2.Promover la asistencia directa al paciente por parte de enfermería profesional, marcando presencia a la hora de:

• Conocer y concretar las indicaciones médicas

• Efectuar los diagnósticos de enfermería correspondientes, con la finalidad de efectivizar los cuidados que de ellos se desprenden.

• Realizar tratamientos cuya complejidad requiere la participación profesional.

• Asignar las tareas competentes al Auxiliar de Enfermería.

• Supervisar dichas tareas.

• Liderar los cuidados que en todo momento deberán ser oportunos, humanos y seguros.

• Hacer efectivo el control de ingresos y egresos de material y medicación utilizado en el servicio.

• Registrar el movimiento de todos los insumos del servicio, analizando y comunicando a quien corresponda los cambios en la demanda.

• cuando por razones vinculadas a la dinámica de trabajo, el profesional afectado al servicio no pueda dar cumplimiento a los aspectos antes mencionados, será oportuno participar y solicitar apoyo efectivo y eficiente al supervisor de turno.

• Mantener en todo momento una actitud alerta frente a los demás integrantes del equipo, de manera tal que precozmente puedan ser detectados conductas y/o comportamientos vinculados al estrés laboral.

• Valorar con la periodicidad que corresponda, de acuerdo a lo que la disciplina de la Sicología considere adecuado, el perfil sico-conductual de todos los

integrantes de ese equipo.

• Promover espacios de intercambio donde se compartan las experiencias vividas; de manera que ellas se comporten como fortalezas frente a futuras situaciones de similares características.

• Promover y participar rigurosamente con todo el equipo de salud la auditoría de las Historias Clínicas de todos los pacientes fallecidos y de todas aquellas que así lo requieran.

Fecha: 
Martes, 10 Abril, 2012