ir al contenido

01/03/2016

Acerca del uso de repelentes

El de Ministerio de Salud (MSP) realiza una serie de recomendaciones para el correcto uso de repelentes de insectos para piel.

Foto: MSP

Foto: MSP

En el marco de la campaña de prevención frente a las enfermedades transmitidas por el Aedes aegypti, se remarca que su uso es la principal forma de evitar la picadura del mosquito. Las recomendaciones son las siguientes:

Consideraciones generales:

  • Leer siempre antes de la aplicación del repelente atentamente las instrucciones del rótulo. Si utiliza el repelente por primera vez, aplicar en una pequeña proporción en el antebrazo y observar. Si aparece enrojecimiento o ardor no utilizar el producto.
  • Evitar el contacto en ojos, labios y narinas.
  • Aplicar repelente únicamente en piel expuesta (no cubierta por vestimenta).
  • No usar repelente sobre piel dañada o irritada.
  • Después de la aplicación lavar las manos con agua y jabón.
  • En el caso de un repelente en spray, no rociar directamente en la cara, aplicar en las manos primero y luego aplicar en la cara. Evitar la inhalación del mismo durante la aplicación.
  • Estas mismas recomendaciones son aplicables en mujeres embarazadas.
  • En niños y niñas, la aplicación del repelente en crema la realizará una persona adulta, que se colocará el repelente en sus manos y se la aplicará al niño o niña, evitando la zona de contorno de ojos, narinas y boca.
  • Los colores de los envases no se relacionan con la concentración de activo.
  • La presencia de mayor concentración de DEET en el producto no se relaciona con la eficacia del mismo sino con el tiempo de duración del efecto repelente.

Consideraciones importantes que deben figurar en el rotulado de los repelentes:

  • No aplicar en bebes menores a 6 meses.
  • La concentración de DEET debe aparecer en la lista de ingredientes.
  • Si se hace mención o alusión a que es para toda la familia, o para niños y niñas, la concentración de DEET debe ser como máximo 15% y debe ponerse en “Modo de uso” o “Indicaciones de uso”, lo siguiente:
  • En niños y niñas de entre 6 meses y 1 año de edad se recomienda no aplicar más de 1 vez por día.
  • En niños y niñas de 1 a 12 años se recomienda no aplicar más de 2 veces por día.
  • En personas mayores de 12 años se recomienda no aplicar más de 3 veces al día.
  • Si la concentración de DEET supera el 15% debe decir “SOLO PARA NIÑOS MAYORES DE 12 AÑOS”.
  • Se recomienda no usar repelente con más de 30% de DEET.

Mantener el repelente fuera del alcance de los más pequeños. En caso de ingestión accidental consultar en el CIAT Hospital de Clínicas piso 7 tel: 1722. En caso de erupción o reacción alérgica por el uso de repelente de insectos, lavarse inmediatamente con agua y jabón y consultar en su centro de salud.