ir al contenido
+A

29/06/2018

Cáncer colo-rectal: detectado y diagnosticado a tiempo, es curable

El Ministerio de Salud (MSP) presentó la “Guía de práctica clínica de tamizaje del cáncer colo-rectal 2018”, dirigida a los integrantes de los equipos de salud que participan en el proceso continuo de atención.

Foto: MSP

Foto: MSP

El ministro de salud, Jorge Basso, destacó que en Uruguay el cáncer colo-rectal (CCR) representa un problema de salud pública, ya que es el segundo cáncer más frecuente en las mujeres y el tercero en hombres, en línea con lo que ocurre en la mayoría de los países desarrollados. Todos los años se reportan 1.800 casos nuevos, de los cuales fallecen 1.000. Muere una persona por cáncer colo-rectal cada 8 horas.

Basso afirmó que el colo-rectal representa el 14% de los cánceres reportados anualmente. Asimismo, manifestó que los estilos de vida (alcoholismo, tabaquismo) han influido en el aumento de esta patología a nivel mundial, fundamentalmente en los países desarrollados. Es por ello que existen factores “protectores”, tales como la alimentación saludable y la actividad física.

“Pretendemos que toda la población conozca el tema, que se haga los controles periódicos, e involucrar fuertemente a los equipos de salud, sobre todo del primer nivel de atención. No es un tema de especialistas, es un tema de control periódico” afirmó el ministro.

“Detectado precozmente y diagnosticado a tiempo, es un cáncer curable. El gran desafío es lograr que la población se realice los controles, en particular la población objetivo de entre 50 y 74 años”, concluyó.

La guía fue desarrollada por un equipo técnico interinstitucional  y multidisciplinario y es el resultado de un proceso de adaptación a las condiciones locales de guías internacionales de práctica clínica para el tamizaje del CCR en población de riesgo promedio, identificadas como las de mayor calidad metodológica.

Su objetivo general es realizar recomendaciones para la detección de las lesiones precursoras  y el diagnóstico temprano del CCR, aplicables a hombres y mujeres con riesgo promedio y basadas en la evidencia científica existente, la experiencia internacional y nacional del tema, los potenciales beneficios y riesgos de las alternativas de tamizaje y su factibilidad de aplicación a nivel poblacional con alto nivel de participación.