ir al contenido
+A

22/11/2017

Campaña Sueño Seguro difunde buenas prácticas y hábitos saludables para la crianza

Para disminuir la frecuencia del síndrome de muerte súbita, la campaña Sueño Seguro recomienda que los niños duerman boca arriba hasta el primer año de vida, que la cuna esté libre de juguetes, peluches o ropa de cama adicional y que las personas no fumen en la casa. También se debe promover la lactancia materna. Las acciones son impulsadas por el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Salud Pública.

Foto: Presidencia

Foto: Presidencia

La posición al dormir es el factor de riesgo más importante de muerte súbita del lactante, dijo el director de Uruguay Crece Contigo, Pablo Mazzini. Para evitarlo se debe acostar al bebé boca arriba, usar superficies firmes para dormir, como una cuna al lado de la cama de sus padres, evitar el colecho, colocar a un solo lactante por cuna y amamantar exclusivamente con leche materna durante los primeros seis meses de vida. También se debe evitar el sobrecalentamiento por exceso de abrigo y se sugiere el uso del chupete al momento de dormir.

Esta información se incluye en la Campaña Sueño Seguro, apoyada por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Sociedad Uruguaya de Pediatría. Su objetivo es, además de reducir las posibilidades de muerte súbita del lactante, reforzar las medidas para garantizar un sueño seguro y promover la autonomía de los niños.

Destacó que diversos estudios han demostrado el aumento del riesgo de muerte súbita en hijos de madres fumadoras (cuatro veces más) y de madres expuestas de manera pasiva al humo del cigarrillo (dos veces más), además de señalar que la exposición posnatal al humo del cigarrillo es un importante factor de riesgo.

La campaña presentada en esta jornada se ejecutará en 2018 con la formación del personal de las maternidades y servicios de salud. La iniciativa también impulsa la entrega de cajas cuna en situaciones de emergencia climática y la entrega de cunas de sueño seguro a familias más vulnerables, las cuales, una vez que el bebé haya cumplido seis meses de edad, pasarán a otra familia mediante el programa “Hoy por mí, mañana por ti”.

Uruguay Crece Contigo tiene un stock de 1.300 cunas
En la oportunidad, se presentaron las cunas, de las que se realizaron 300 modelos, adaptadas a las condiciones ambientales y de las viviendas. Fueron diseñadas en conjunto con la Escuela Centro de Diseño de la Facultad de Arquitectura y contemplan las condiciones de seguridad, higiene y resistencia. Son elaboradas por emprendedores en coordinación con la Dirección Nacional de Economía Social e Inclusión Laboral del Mides.

En tal sentido, Mazzini agregó que Uruguay Crece Contigo dispone, además, de unas 1.000 cunas nuevas para los casos en que se necesiten, que son parte de una estrategia de acompañamiento de las familias en condiciones vulnerables. Destacó que ese programa está trabajando con 6.000 familias para las que el sueño seguro es un componente más que acompaña el desarrollo infantil, la nutrición, el acceso a las prestaciones y a los controles médicos.