ir al contenido

30/09/2013

Con referencias

Las metas asistenciales propuestas desde el Ministerio de Salud  Pública (MSP) a los prestadores de salud son herramientas para avanzar en el cambio de modelo de atención impulsado en la Reforma de Salud. En esta oportunidad nos dedicaremos a la meta dos: Médico de referencia.  

Recordemos algunas características de las metas asistenciales:

- Son diseñadas por el MSP de acuerdo a las prioridades sanitarias y asistenciales que el mismo establece.
- Representan un incentivo económico para todos aquellos prestadores de salud que trabajen en el logro de los objetivos propuestos: de cumplirlas tendrán derecho a cobrar el componente meta de la cuota salud. 

Uno de los  objetivos que se persigue con las metas es lograr que cada prestador se acerque a sus afiliados con una postura pro activa, es decir no esperar a que cada usuario consulte por enfermedad para conocer su estado de salud, sino trabajar en prevención para mejorar la calidad de vida de todos los usuarios.  

La meta dos se corresponde con la mejora de la calidad de los servicios, la satisfacción del usuario, la continuidad asistencial, diágnostico precoz y tratamiento oportuno, garantizando esto a través del médico de referencia. 

La meta médico de referencia tiene tres indicadores que el MSP evalúa trimestralmente, en base al análisis de los grupos correspondientes a jóvenes y adolescentes entre 15 y 19 años, adultos entre 45 y 64 años y a un análisis de las características de los usuarios según su edad, sexo y lugar de residencia. 

Para avanzar en la referenciación de estos grupos se establecen objetivos concretos a seguir:

Jóvenes y adolescentes entre 15 y 19 años: 

- Una consulta anual gratuita y obligatoria.
- Se debe utilizar la hoja SIA: historia clínica específica para adolescencia en la consulta. 
- Capacitación para los médicos en el Programa Nacional de Adolescencia y en el llenado de la hoja SIA.

Adultos entre 45 y 64 años: 

- Consultas gratuitas y obligatorias.
- Realización de un screening preventivo que tiene como objetivo la detección precoz de enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes, obesidad/sobrepeso y cáncer de colon. 
- Control de peso, talla y medida de la cintura, y solicitud estudios de glicemia, colesterolemia y fecatest, también gratuitos y obligatorios. 
- Realización en la consulta de un cuestionario sobre hábitos de vida y factores de riesgo. 

Tener un médico de referencia es seguir apostando a la prevención y a la mejora de la calidad asistencial y por ello se trabaja desde el Ministerio para que esta meta se cumpla.