ir al contenido

28/03/2016

Conociendo al Aedes aegypti

Tras la aparición del primer foco epidémico de dengue en el país, el Ministerio de Salud reforzó la información vinculada a las medidas preventivas que impiden la reproducción del Aedes aegypti, mosquito que trasmite, entre otras, esta enfermedad. Conocer cómo se reproduce y vive el vector, es parte de la tarea educativa que debe llevar adelante el Ministerio de Salud (MSP). Sobre ello, habló la referente de epidemiología Gabriela Willat.

Foto: MSP

Foto: MSP

Según relató Willat, “su nombre significa Mensajero del Egipto (…)llegó a nuestro continente en las barricas de agua en la época de la conquista española. Loa factores climáticos favorecieron su dispersión” en nuestro continente, entre los paralelos 20° S y 20° N.

El Aedes, “fue conocido por transmitir Fiebre Amarilla y producir estragos a ambos lados del Río de la Plata, en 1856 en Montevideo y en 1871 en Buenos Aires. En las décadas del 50 y 60 del S.XX se llevó adelante un exitoso Plan Continental de Erradicación gracias al cual 21 países lograron eliminar de su territorio este vector. Uruguay fue certificado por la OPS en 1958 con este galardón, y lo mantuvo por 39 años”, contó la especialista.

“La falta de sostenibilidad de un plan de esta magnitud y la universalización de la vacuna” contra la fiebre amarilla generaron, explicó Willat,  que se desmantelaran los servicios que trabajaban para combatir el mosquito. Esto trajo consigo el “avance del Aedes aegypti de norte a sur que reconquistó su antiguo territorio en pocos años”.

“En Uruguay se comprobó su reintroducción en 1997, y a partir de ese año, se ha extendido por todos los departamentos aunque la infestación es heterogénea, con índices elevados en las localidades del litoral frontera con Argentina”.

El vector

“Al Aedes se le conoce por transmitir en América Dengue desde hace más de 30 años, Chikungunya desde diciembre de 2013 y más recientemente se agregó el virus Zika, con su rápida diseminación y su probable asociación con las microcefalias en Brasil”.

“Actúa como vector de estos virus picando a una persona enferma se infecta, y disemina la enfermedad al alimentarse nuevamente de una persona sana”, especifica la experta ministerial.

Se trata de un mosquito “netamente urbano, que vive en nuestros domicilios. Su radio de vuelo en general no excede los 100 metros, pues en la vivienda tiene todo lo que necesita, personas a quien picar y recipientes, con agua preferentemente limpia, en el peridomicilio donde pone sus huevos. Se puede desplazar grandes distancias en forma pasiva, en auto, barco o avión”.

“La hembra Aedes aegypti copula una sola vez y pone sus huevos (unos 400) cada 3 ó 4 días en el borde del agua, en distintos recipientes (bebederos, frascos, botellas, latas, baldes, fuentes, floreros, envases plásticos, platos de macetas, botellas, tanques, neumáticos), después de alimentarse, para garantizar la supervivencia de la cría ante los depredadores.

Reproducción

Para reproducirse, necesita “apoyarse en la pared del recipiente, el agua por ende debe estar contenida y quieta. Por eso, es importante la eliminación adecuada de recipientes no útiles en la casa y sus alrededores, así como el cuidado de los recipientes útiles que almacenan agua (proteger cerrando de forma hermética o tratando con productos químicos o biológicos)”, recordó.

Willat aseguró además que “los huevos del Aedes aegypti pueden resistir condiciones de sequía por más de un año y mantenerse viables”, por lo que es importante cepillar de manera correcta las paredes de los recipientes luego de volcar el agua.

El mosquito no se reproduce en charcos, lagos, arroyos, o cunetas. Tampoco en piscinas correctamente tratadas con cloro o sal, ni en fuentes donde circule el agua en forma permanente.

Desarrollo

“Una vez que los huevos se humedecen y embrionan, comienzan las etapas acuáticas, primero larvas (4 estadíos) que se caracterizan por sus movimientos zigzagueantes. Se alimentan de materia orgánica y respiran a través de un sifón, prefieren lugares sombríos y se van al fondo cuando detectan movimiento. Le siguen las pupas, de mayor tamaño, respiran por dos trompetas y no se alimentan”.

“El ciclo completo varía con la temperatura y humedad, y puede ir de una semana en el verano a varios meses en el invierno, ya que las larvas entran en diapausa esperando que mejoren las condiciones climáticas para proseguir su desarrollo”.

“Estos mosquitos, no son fáciles de diferenciar a simple vista, son algo más pequeños y oscuros que los del género Culex. Con aumento se destacan sus patas anilladas blancas y negras y las escamas plateadas con forma de lira en su dorso”.

Es importante saber que “la actividad del Aedes aegypti es netamente diurna, por lo que no es el que nos molesta con su zumbido nocturno. Pica preferentemente en las primeras horas de la mañana y en las últimas de la tarde, luego busca un lugar tranquilo, detrás de un ropero, de las cortinas, de una puerta o de un cuadro, allí reposa antes de salir a oviponer. Para que el frío lo afecte la temperatura debe descender por debajo de los 10°C varios días seguidos, pero recordemos que se refugian dentro de las casas. Las larvas y los huevos no se ven afectados por las bajas temperaturas”.

 

¿Cómo protegerse?

“Conociendo sus hábitos podemos interponer barreras que lo mantengan fuera de casa, como son los mosquiteros en puertas y ventanas, o los tules sobre las camas y cunas. También ayuda el uso de ventilador o aire acondicionado, ya que es un mosquito poco agresivo y le molestan las corrientes de aire.

La ropa gruesa que cubra la mayor parte del cuerpo, la aplicación de repelente (debe usarse de conformidad estricta con las instrucciones de la etiqueta del producto) en las zonas expuestas del cuerpo, así como minimizar actividades fuera de casa durante los períodos de mayor actividad de los mosquitos, evitarán posibles picaduras”.

¿Cómo controlarlo?

“Hoy sabemos que es inviable su erradicación, pero debemos hacer nuestro máximo esfuerzo para disminuir su presencia al no permitirle reproducirse en nuestros hogares o ambientes laborales”.