ir al contenido

30/09/2013

Decile no a la violencia

Porque tenés derecho a vivir sin violencia física, sicológica o sexual es que el Ministerio de Salud Pública estableció a través de La ley de derecho a la salud sexual y reproductiva (18426) que los prestadores de salud brinden atención integral de calidad y derivación oportuna a las personas que sufren algún tipo de violencia. La Violencia Doméstica hacia la mujer es un grave problema de salud pública y por lo tanto las instituciones de salud pública y privada deben incorporar a la historia clínica indicadores que permitan detectar los casos de violencia y protocolarizar la atención a las víctimas.

Para asegurar el cumplimiento de esta obligación se incorporó la “pesquisa de violencia doméstica” como uno de los indicadores de las metas asistenciales planteadas por la Junta Nacional de Salud (Junasa) a los prestadores. Estas metas generan derechos y beneficios para los usuarios.

La propuesta desde el Ministerio es entonces, que en la consulta médica se indague la existencia de situaciones de violencia doméstica a todas las usuarias mayores de 15 años. El objetivo es que este procedimiento se incorpore a la práctica habitual del personal de salud que atiende a las mujeres que concurren a consulta cualquiera sea el motivo de la misma. En caso de detectar violencia doméstica las instituciones deberán orientar y apoyar a estas personas en la superación de este problema.

La pesquisa permite reducir el impacto de estas situaciones en la salud y en la vida de las mujeres, posibilitando acciones de prevención secundaria que es uno de los objetivos sanitarios fundamentales del Ministerio.

Porque tenés derecho a vivir sin violencia, tenés derecho a ser orientada y apoyada por tu prestador de salud.

Para que tus derechos sean hechos, conocelos y exigilos.