ir al contenido

16/10/2014

Entrega de vivienda a pacientes judiciales del Hospital Vilardebó

Entrega de vivienda a pacientes judiciales del Hospital Vilardebó

Entrega de vivienda a pacientes judiciales del Hospital Vilardebó


El Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU), entregó en comodato al Hospital Vilardebó, una vivienda que albergará a cinco pacientes judiciales con alta médica, integrantes del Taller Sala 12 de ese hospital. La gestión decidida de la funcionaria Selva Tabeira hizo posible este logro inédito en el país, que restituye ciudadanía y fue alabado por el Presidente Mujica y autoridades de Salud Pública.


La iniciativa responde al proyecto de rehabilitación psicosocial en vivienda que ese hospital lleva adelante, y su gestión fue encabezada por la auxiliar de enfermería Selva Tabeira, encargada del Taller Sala 12 y funcionaria de la Comisión Honoraria del Patronato del Psicópata del MSP.

La presentación de la vivienda, ubicada en la calle Pando esquina Blandengues, contó con la presencia del Presidente de la República, José Mujica; el ministro interino de Salud Pública, Leonel Briozzo, y la presidenta de ASSE, Beatriz Silva, entre otras autoridades.

Briozzo reconoció que todos tenemos problemas de alguna índole. La clave siempre es ir a más y tener la capacidad de incluir, como en este caso, en el que estos pacientes podrán reinsertarse en la sociedad y vivir en una casa digna. “Este es el inicio de algo que nos llevará probablemente todo un período más, y será el modo de internación más común para estas personas.”

La presidenta de ASSE, Beatriz Silva, reconoció el gran valor de Selva por “haber sido este "mortorcito" entre la casa y el trabajo” y a los pacientes que vivirán en esta casa, por su esfuerzo para salir adelante y superarse. 

Selva Tabeira aseguró que este proyecto es un sueño cumplido. Recordó que desde que empezó a trabajar con estas personas se dio cuenta de la imperiosa necesidad que había de rehabilitar a estos pacientes, porque “si se priva de libertad a una persona hay que devolverla a la sociedad mejor de lo que entró”.

Dijo sentirse agradecida por el apoyo tan reconfortante recibido de múltiples personas, funcionarios, autoridades, pacientes, amigos, familiares y vecinos, y especialmente agradeció al Presidente José Mujica. Advirtió que para hablar de derechos humanos y opinar: “hay que estar adentro de la cancha, hay muchos que hablan de las cárceles, pero no han vivido lo que es el exilio, y especialmente cuando no se tiene contención familiar”.   

Tabeira explicó que la casa fue donada por el INAU y en 29 días se logró acondicionar para la inauguración de este proyecto, que más que un pedido fue una orden, porque consideró imprescindible contar con una vivienda para estas personas. “Reconozco que es difícil que una auxiliar de enfermería salga a golpear puertas con un proyecto abajo del brazo, pero conozco a estos pacientes y por eso dije: quiero una casa, porque yo sé que me va a ir bien.” 

Ariel Montalbán responsable del Programa Nacional de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública coincidió con el director de Salud Mental y Poblaciones Vulnerables de ASSE, Horacio Porciúncula y la directora del Hospital Vilardebó, Graciela Alfonso, en resaltar el protagonismo de Selva Tabeira en la concreción de este proyecto.

Montalbán dijo que se trata de un gran paso, tratar de saldar una deuda histórica con los más vulnerables, en este caso “personas con trastornos psiquiátricos privadas de libertad”. Saludó este proyecto de rehabilitación, autonomía y reinserción, porque fundamentalmente les restituye la ciudadanía a estas personas.

Por su parte, Porciúncula resaltó el hecho de que por primera vez en el país, pacientes afectados en su salud mental que estaban cargados de estigmas y en situación de privación, tendrán acceso a una vivienda digna. “Hoy decimos que el Hospital Vilardebó es un lugar donde no solo se puede entrar, sino que por suerte, también se puede salir.”

Luego de las palabras protocolares de los jerarcas, el Presidente fue agasajado con obsequios elaborados por los pacientes del Taller Sala 12, como un cuadro y un asiento realizado con tapitas plásticas de botellas.