ir al contenido

06/02/2014

FNR solo administra y financia actos médicos especializados y fármacos caros

Acceso equitativo

FNR

FNR

Los medicamentos de alto costo que se incorporan al Sistema Nacional Integrado de Salud no son definidos por el Fondo Nacional de Recursos (FNR), aclaró la ministra Susana Muñiz. Repasó también que ese organismo, que atendió a unas 265.000 personas en 2013, financia además procedimientos terapéuticos altamente especializados y fármacos de alto costo, asegurando así el acceso equitativo a todos los residentes en Uruguay.

La ministra Muñiz destacó la importancia para Uruguay de contar con un instituto como el FNR, que realice este tipo de tratamientos complejos y asegure a la población los medicamentos de alto costo. En tal sentido, dijo que algunas prestaciones, que en otros países son inaccesibles a la mayoría de la población, “en nuestro país es posible contar con ellas con total equidad, tanto para usuarios del sistema público como privado”. 

“El FNR administra y financia los actos de medicina altamente especializada y los medicamentos de alto costo, pero no decide cuáles se brindan o no”, enfatizó, saliendo al cruce de versiones de prensa imprecisas. 

El único habilitado para incorporar fármacos a la lista para la entrega gratuita al usuario es el Ministerio de Salud Pública, que los selecciona a través de una comisión de Formulario Terapéutico de Medicamentos integrada por delegados de esta cartera, del Ministerio de Economía, del Fondo Nacional de Recursos y de los prestadores. Según las evidencias científicas internacionales, decide cuáles prestaciones y medicamentos se incorporan en plaza. 

Los medicamentos definidos como de alto costo son financiados por el FNR ,siempre que exista una indicación médica que avale su uso. El Formulario Terapéutico de Medicamentos se modifica una vez al año. 

Muñiz recordó que las prácticas médicas que cubre el FNR se efectúan a través de los Institutos de Medicina Altamente Especializada (IMAE) —sin importar si son públicos o privados— que cuentan con la habilitación del Ministerio de Salud Pública para su realización. 

Las instituciones de asistencia o seguros privados aportan por los afiliados que no son del FONASA, mientras que el Ministerio de Economía y Finanzas se hace cargo del costo de los procedimientos de los pacientes que se atienden en los servicios estatales. En el caso de los entes autónomos, servicios descentralizados y administraciones departamentales, estos cubren la atención de aquellas personas cuya asistencia está directamente a su cargo. 

Entre los objetivos centrales del FNR, se cuenta el permitir el acceso equitativo de toda la población residente en el país a un conjunto de técnicas médicas de alta especialización y medicamentos de alto valor, imposible de costear por vastos sectores sociales. 

También evalúa la calidad de la atención que se brinda a los pacientes en los IMAE y otros centros de salud contratados, controlando los procesos y los resultados de los actos financiados. 

En diálogo con la Secretaría de Comunicación, la ministra de Salud Pública brindó datos respecto de la cobertura brindada por el FNR a lo largo del año pasado, cuando se atendieron alrededor de 265.000 personas. 

Detalló que ese universo de pacientes involucró la realización 3.400 artroplastias con implante de prótesis de cadera y rodilla; 8.000 procedimientos cardiológicos; 200 tratamientos para quemados; 500 ingresos a hemodiálisis y diálisis peritoneal crónica ambulatoria; 250 trasplantes cardíacos, de médula ósea, renales, renopancreáticos y hepáticos; 30 implantes cocleares en niños y niñas; 2.000 PET (siglas en inglés de tomografía por emisión de positrones), y 2.300 nuevos tratamientos con medicamentos de alto costo. 

Otro asunto a resaltar del FNR es la existencia de una comisión de desarrollo profesional continuo que capacita a las personas que se desempeñan en los ámbitos de la salud vinculados a las competencias del organismo. 

En otro orden, Muñiz consideró que es necesario incorporar a otros actores al FNR, para agregar a la actual representación de los ministerios de Salud Pública y de Economía, el Banco de Previsión Social y los prestadores de los IMAES. En el marco de la reforma de la salud, que dio paso a que usuarios y trabajadores cogobiernen el sistema con el Estado, a nivel del FNR, están aislados, por lo que sería deseable incorporar a estos actores. 

Actualmente, no existe un tiempo de espera prolongado para la concreción de cirugías y tratamientos, salvo en los casos de artroplastias, ya que existen pocos prestadores que brindan ese servicio. 

Debido a esa carencia, en el correr de este año 2014 se generará un nuevo IMAE especializado en artroplastia con lo que se espera disminuir los tiempos de espera.

Descargar Audio