ir al contenido

27/11/2017

Hospital de Lavalleja y sanatorio Camdel se destacan por avances en historia clínica electrónica y obras de mejora

El titular de Salud Pública, Jorge Basso, tras recorrer en Minas las instalaciones del hospital estatal Alfredo Vidal y Fuentes y del sanatorio privado Camdel, destacó los avances logrados por ambos en materia de informática, con la implementación de la historia clínica electrónica y mejoras en la infraestructura. El ministro instó a profundizar la complementación de servicios en el departamento de Lavalleja.

Foto: Presidencia

Foto: Presidencia

Este domingo 26 por la mañana, el ministro Basso, el subsecretario de Salud Pública, Jorge Quian, y el gerente general de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Richard Millán, visitaron el hospital de Lavalleja Alfredo Vidal y Fuentes, ubicado en Minas, que atiende a casi 27.000 personas provenientes de distintos puntos de este departamento.

Una de las fortalezas de este centro de salud de ASSE es el Servicio de Imagenología, con un tomógrafo que responde a la demanda de los pacientes locales, pero también a los provenientes de Maldonado, Rocha y Treinta y Tres, quienes se realizan estudios en forma coordinada, producto de una complementación de servicios.

Otro componente resaltado por las autoridades es el centro de tratamiento intensivo (CTI) de adultos que responde también a departamentos limítrofes, con seis camas operativas.

El centro cuenta con 74 camas, distribuidas en pediatría, medicina, cirugía, gineco-obstetricia, CTI y el área psiquiátrica. A ello se agrega un Centro de Rehabilitación vinculado a fisioterapia.

Actualmente está en obras el Hospital de Día, que se financia con dinero proveniente del festival Minas y Abril, en el marco de una serie de donaciones que recibe comúnmente la institución por parte de la comunidad, que le permite mantener un plan de obras activo. En 2018 se prevé la construcción del block quirúrgico.

Basso también recorrió las instalaciones de la Cooperativa Asistencia Médica de Lavalleja (Camdel), prestador privado del departamento, a cuyas autoridades felicitó por las mejoras desarrolladas en materia de hotelería, logradas a partir de la sobrecuota de inversión, pero también con dineros propios.

Al finalizar las visitas, Basso dialogó con la Secretaría de Comunicación Institucional, oportunidad en la que destacó las obras en marcha en ambas instituciones. “Evaluamos la forma de mejorar algunos aspectos vinculados a la gestión, pero nos encontramos con una dirección sólida con ideas claras”, indicó, en alusión al equipo que lidera el hospital público.
 
“En ambos prestadores se visualizó un desarrollo del área informática muy destacable, así como en los consultorios de las instituciones tienen computadoras, y en los ámbitos de internación como ser las áreas críticas  y emergencias, con historias clínicas electrónicas que permiten cruzar información de los pacientes. Mirado históricamente fue un desarrollo bien importante”, indicó.

Una vez más el ministro enfatizó en la importancia de la complementación. “En esto de procurar una lógica de sistema integrado, de sinergias y de evitar superposiciones, hay muchas áreas para trabajar en conjunto”, indicó Basso, quien insistió en la importancia de complementar servicios para hacer un uso racional del gasto sin afectar la calidad del servicio que se brinda.

Recordó que en la última ley de Rendición de Cuentas se aprobó a un proyecto enviado desde el Poder Ejecutivo denominado Ley de Sistemas de Urgencia y Emergencia que, a su entender, implicará un antes y un después en el desarrollo de la complementación, ya que abordará los precios de referencia y aranceles, necesario en un intercambio de servicios de este tipo.

En ese contexto, el jerarca destacó lo que es el primer nivel de atención, aspecto en el que también se trabajó con los prestadores de Lavalleja, a fin de optimizar la solución de problemas de salud a través del equipo básico por fuera del área hospitalaria, con el médico de familia o referencia como principal actor, evitando el recurso muchas veces innecesario de la consulta con especialistas.