ir al contenido

22/11/2014

Los uruguayos ganaron 13 meses de vida desde 2010 gracias al avance en sistema de salud

Mujica en la emisora M24

Mujica en la emisora M24


“En los últimos 5 años los uruguayos hemos ganado 13 meses de vida, y esto es el resultado práctico de la masificación de los servicios de salud”, dijo el Presidente José Mujica, a modo de ejemplo de los avances socioeconómicos. En ese orden, cuestionó a “algunos apresurados” que no entienden que “lo poco que saben debe estar al servicio de la gente”, una arrogancia que a veces además produce “amnesia” sobre la crisis pasada.

En su audición semanal por la emisora M24, el Presidente Mujica defendió el sistema nacional de salud y las políticas sociales en materia de protección a la primera infancia y mujeres embarazadas, así como también el acceso a la educación terciaria de los jóvenes de nuestro país, entre otros avances logrados por Uruguay en los últimos años.

“Aspiramos a que algún día la mayoría de los jóvenes de nuestro país puedan acceder a una formación terciaria, especialmente en el campo de la ciencia y de la tecnología", comenzó indicando el mandatario al destacar los logros en materia educativa. 

“El ingreso y egreso a la educación es una forma de progreso y también debe ser motor para una  posible igualdad social”. Si bien existen las diferencias en las iniciativas y los talentos según lo que la naturaleza da cada uno, lo que no puede faltar es la igualdad de oportunidades para todos", advirtió. 

“Cuando hablamos de un sueño de academia no es en el afán de disimular también los defectos que en las diferencias sociales se notan, como el diletantismo y la arrogancia, que a veces aparecen en aquellos —no todos, por supuesto—que tuvieron la bonhomía  y manifiestan esa arrogancia, a veces con tinte de nueva aristocracia", criticó Mujica.

“Nada nos parece peor que creer que por saber algo lo sabemos todo. Nada peor que olvidar aquella sabia afirmación: Solo sé que no sé nada”, enfatizó. 

Para el mandatario, “si tuviéramos la oportunidad de vivir el doble o el triple, tampoco nos daría la vida para poder encerrar la inmensa sabiduría dispersa en la sociedad”. “Nada peor que perder la humildad y no ser pacientes e ir absorbiendo pedacitos de sabiduría del resto de la gente”, reflexionó.

"Se debe aprender con humildad —continuó— porque las cosas son interminables en su profundidad en el transcurso de nuestra existencia". “La arrogancia y el fanatismo de algunos apresurados bachilleres confunden saber algo con la actitud del sabelotodo”, cuestionó.

“Siempre tenemos que poner la oreja y tender la mano para recibir cosas que saben otros”, indicó. 

“Lo peor es que esa arrogancia a veces produce amnesia con el pasado vivo reciente, que debió haber sido una lección para todos”, añadió.

"Nada peor que el olvido deliberado, la mente egoísta y superficial que solo quiere pintar dificultades y que no ve el gran trazo de los cambios”, dijo, tras lo cual expresó su deseo de que haya en el futuro un Uruguay mucho más instruido y culto.

“No hago votos por un país académico y arrogante”, aclaró, “de los que no se dan cuenta de que en última instancia lo único que podemos llegar a saber debe estar al servicio de la gente, por encima de todo lo demás”. 

Memoria de los avances en salud
En el marco de los logros que no se deben olvidar, Mujica recordó que no mucho tiempo atrás los hospitales públicos estaban derruidos, sin sábanas, y que muchas veces era difícil acceder a medicamentos básicos. “Y esto fue ayer nomás”, enfatizó. 

"El horizonte es infinito y siempre nos faltarán cosas", reconoció, “pero hemos dado un salto tremendo en materia de salud pública” y esto fue gracias a los avances del nuevo sistema de integración, la descentralización de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y principalmente con la duplicación del gasto público en esta materia. 

En la actualidad 70 % de los uruguayos en general tienen cobertura médica, sin importar sus ingresos, e igual porcentaje de menores de 18 años ya han ingresado gratuitamente al fondo Nacional de Salud (Fonasa), aseguró. 

También defendió los resultados de las políticas sociales en materia de protección a la primera infancia y mujeres embarazas. La mortalidad infantil en Uruguay disminuyó en más de 30 % en los últimos tres años. “Esas políticas no son perfectas y tienen limitaciones, pero no nos olvidemos de dónde veníamos”, remarcó. 

Agregó en este asunto que en los últimos cuatro años hubo una mejora de 25 %, algo que ocurrió, sencillamente, gracias a los controles periódicos a las mujeres durante su embarazo, principalmente en el inicio de la gestación. 

“Poder atender a la mujer embarazada en forma temprana permitió disminuir notoriamente las causas de muerte en el alumbramiento”, aseguró. 

El mandatario uruguayo recordó también a las más de 50.000 operaciones de cataratas que se realizaron en los últimos 10 años a personas “que casi no veían” y ahora recuperaron su visión.
 
“En los últimos 5 años, en promedio, los uruguayos hemos ganado 13 meses más de vida. Y  esto es el resultado práctico de la masificación de los servicios de salud”. 

Falta mucho y faltará siempre en la defensa de la vida, reconoció el Presidente. “Pero no debemos olvidar de dónde venimos, para tener claro hacia donde tenemos que ir”, enfatizó.