ir al contenido

18/12/2017

Ministerio de Salud Pública habilitó venta de cannabis medicinal a empresa que cumplió con requisitos

En breve, comenzará a venderse cannabis medicinal en farmacias, luego de que el instituto regulador de esta sustancia y el Ministerio de Salud Pública (MSP) otorgaran permisos a la primera empresa autorizada en Uruguay a fraccionar y comercializar el producto con esos fines. El titular de esa cartera, Jorge Basso, dijo que en un futuro próximo habría otras presentaciones y recordó que es el médico tratante quien lo recomienda.

Foto: MSP

Foto: MSP

En diálogo con la prensa, tras el lanzamiento de la Semana de Prevención del Cáncer de Piel, Basso confirmó que tanto la cartera a su cargo como el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) dieron los permisos correspondientes a una empresa que cumplió con los requisitos impuestos para el fraccionamiento y la comercialización de lo que se conoce como “cannabis medicinal”.

Esa autorización implicará la incorporación en el mercado de una primera presentación de 10 mililitros con 2 % de cannabidiol y menos 0,5 % de THC, que es una cantidad marginal.

“La empresa nos manifestó la voluntad de ponerlo desde mañana (19 de diciembre) en los puntos de venta, todas las farmacias, siendo la primera presentación que aparece”, añadió el ministro de Salud Pública, quien confirmó que en un futuro próximo habrá otras presentaciones con mayor cantidad de cannabidiol.

Precisó que ese medicamento se produce a partir de la importación desde Suiza de un aceite que, luego, en Montevideo, se diluye y fracciona. El costo al público, según la empresa, rondará los 70 dólares por unidad.

“Veremos si en este tiempo aparece otra empresa que utilice producción nacional, dado que hay gente que está llevando a cabo plantaciones”, indicó.

“Se tienen que cumplir una serie de etapas, en las que el MSP y el Ircca son muy exigentes porque es un producto de consumo humano y, por ende, debe cumplir con todas las normativas establecidas”, explicó. Hasta ahora se podía solicitar el trámite de importación de estas gotas a través del MSP. De hecho, unas 160 personas realizaron el pedido.

Basso insistió en que son los médicos los que prescriben o no esta medicación, teniendo en cuenta que no existe demasiada evidencia sobre esto.

“Es relativamente nuevo, pero hay algunos resultados que darían cuenta de cierta efectividad para algunas patologías, y existe un equipo médico que se especializó y que está haciendo las indicaciones”, dijo. Esto se suma a la otra alternativa, también presente, que es la importación, en caso de que algún médico entienda que esa presentación no cubre los requisitos necesarios para determinados pacientes.

Consultado sobre la posibilidad de que los prestadores privados y público comercialicen este producto, el ministro aclaró que se deberá avanzar en una serie de etapas, actualmente en proceso. “El tema se analizará en forma oportuna. Existe una Comisión de Vademécum que estudia toda la evidencia para que luego se tomen las decisiones”, agregó.