ir al contenido

12/09/2014

Ministra entregó desfibrilador para Cerros Azules

Ministra entregando desfibriladores

Ministra entregando desfibriladores

La Ministra de Salud Pública, entregó el viernes 12 de setiembre,  un Desfibrilador Automático Externo para la localidad de Cerros Azules, ubicada  en el kilómetro 93 de la Ruta 9, en el departamento de Maldonado.

Susana Muñiz, junto a la Directora Departamental de Salud, Beatriz Lageard, entregaron el  equipo a una vecina de esa zona, Elsa Maggi, integrante de la Red de Adultos Mayores, quien agradeció a las autoridades, por el aporte que el desfibrilador es para la comunidad de Cerros Azules.

La entrega se realizó en forma coordinada con la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular. A la brevedad se realizarán los cursos pertinentes de resucitación cardíaca básica, así como se detallará la forma en que dicho servicio estará a disposición de todos los pobladores de la zona, ubicada al suroeste del departamento, pocos kilómetros al norte de la intersección de la Ruta 9 con la  Interbalnearia.

“Ojalá que nunca tengan que usarlo”, le dijo la Ministra a Maggi, al tiempo que intercambiaron sobre la realidad de la citada localidad, que cuenta con aproximadamente trescientos habitantes, y de la cual el Centro Comunal es un punto ineludible de referencia.

Cerros Azules forma parte del Municipio de Solís Grande, y dista a poco más de cuatro kilómetros de la localidad de Gregorio Aznárez, en donde se encuentra instalada una Policlínica de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE).

De esta manera, en el Mes del Corazón, se continúan acercando estos equipos a los pobladores de las zonas rurales del país. En este sentido, es oportuno recordar que el 1 de setiembre, el Ministerio de Salud Pública (MSP), entregó 100 desfibriladores a la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular (CHSC), para ser  distribuidos, con la ayuda de ASSE,  en distintos puntos del medio rural. Esta iniciativa significó una inversión de tres millones de pesos, y cuenta con cursos de entrenamiento para la población. En Uruguay la mortalidad súbita disminuyó en 2.000 casos anuales; las actividades de prevención continúan.