ir al contenido

02/09/2014

MSP compró 100 desfibriladores para atender a la población rural

MSP compró 100 desfibriladores para atender a la población rural

MSP compró 100 desfibriladores para atender a la población rural

El Ministerio de Salud Pública (MSP) entregó 100 desfibriladores a la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular que serán distribuidos en distintos puntos de las zonas rurales. Esta iniciativa significó una inversión de tres millones de pesos y contará con cursos de entrenamiento para la población. En Uruguay la mortalidad súbita disminuyó en 2.000 casos anuales; las actividades de prevención continúan.

El director ejecutivo de la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular, Mario Zelarayán, explicó que esta iniciativa atiende a la muerte súbita porque en Uruguay se producen más de tres mil casos al año. La Ley 18.360 promulgada en setiembre de 2008 establece la instalación de desfibriladores externos automáticos en establecimientos públicos o privados.

Al respecto explicó que si bien Uruguay tiene la tasa, por 100 mil habitantes, más alta del mundo en cuanto a desfibriladores y actualmente hay más de 50 mil uruguayos capacitados para dar masajes cardíacos, en el interior del país aún existen zonas que no están totalmente atendidas.

Como una respuesta a esta carencia el MSP decidió entregar 100 desfibriladores a la Comisión para que esta, con ayuda de la Administración de los Servicios de Salud de Estado (ASSE), los distribuya en distintas zonas del interior del país.

Según explicó la ministra de Salud Pública, Susana Muñiz, estos aparatos, que significaron para la institución una inversión de tres millones de pesos, serán dispuestos en lugares estratégicos que estén abiertos las 24 horas del día para que cualquier persona, pertenezca o no al sistema público de salud, pueda utilizarlo.

Recordó que frente a una situación de un paro cardíaco existe un lapso de 10 minutos en donde la persona puede ser resucitada, es por ello que el acceso a una herramienta como son los desfibriladores son fundamentales para salvar una vida.

Además la iniciativa prevé que se dicten capacitaciones sobre cómo proceder frente a una situación de un paro cardíaco y como realizar el mantenimiento de los desfibriladores.

Asimismo comentó que se está trabajando en una aplicación junto con Antel para que a través de un mensaje de texto la persona reciba información del lugar en donde se encuentran los tres desfibriladores más cercanos a su ubicación.

En lo que respecta a las cifras sobre mortalidad inmediata, Zelarayán, comentó que en Uruguay se ha logrado disminuir unas 2.000 muertes por año, y al respecto explicó que se está trabajando fuertemente en la prevención para continuar disminuyendo este número.

Aquellos individuos interesados en realizar el curso de resucitación cardíaca pueden anotarse a los cursos a través de la página de la comisión www.cardiosalud.org