ir al contenido

24/08/2014

Políticas antitabaco lograron bajar a más de la mitad el consumo entre adolescentes

MInistra de Salud Pùblica en congreso

MInistra de Salud Pùblica en congreso

El inicio en el consumo de cigarrillos en la franja etaria de 12 a 18 años cayó de 30 a 13 % en Uruguay desde 2006, gracias a las políticas expresas de combate a esta adicción, señaló la ministra Susana Muñiz en el Primer Congreso Uruguayo Tabaco o Salud que finalizó este sábado en Colonia. En tres días de análisis se destacaron los logros obtenidos por las políticas implementadas en la materia en los últimos 10 años.
El congreso organizado por el Ministerio de Salud Pública (MSP), el Centro para la Investigación de la Epidemia de Tabaquismo (CIET) y la Sociedad Uruguaya de Tabacología se desarrolló en conjunto con el 5.° Encuentro Argentino–Uruguayo y el Primer Foro de Cooperación Sur-Sur, en el que los países participantes expusieron sus experiencias respecto de la implementación del Convenio Marco para el Control del Tabaco promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS)

La actividad estuvo dirigida a profesionales relacionados con la salud, las ciencias sociales, derecho, economía, así como a quienes ejercen cargos directivos respecto a políticas sanitarias. El objetivo fue generar intercambios de conocimientos y experiencias entre expertos nacionales e internacionales.

Además de Muñiz, ministra de Salud Pública, participaron otras autoridades de Gobierno, como el secretario general de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada, quien se refirió a las políticas de regulación sobre adicciones.

Calzada destacó el comienzo, con la regulación estricta del mercado del tabaco, la continuidad, con la regulación del mercado del cannabis y con la elaboración de un proyecto de ley para controlar el mercado del alcohol, entre otras medidas.

Las reuniones en Colonia del Sacramento se desarrollaron en forma de mesas redondas, conferencias y talleres, para propiciar intercambios enriquecidos con la participación de destacados investigadores de todo el mundo.

En ese contexto, Muñiz destacó la característica de Uruguay como país libre de humo de tabaco y recordó las múltiples acciones desarrolladas al respecto, que se ha convertido en una política de Estado a través de cuatro pilares: el sanitario-asistencial, una vertiente que tiene que ver con aspectos jurídicos, otra comunicacional y una última referida a aspectos impositivos.

“En estas cuarto líneas hemos desarrollado importantes acciones que tenemos que profundizar pero que nos han dado muy buenos resultados”, apuntó la jerarca.

En tal sentido, la ministra destacó los índices de reducción de tabaquismo entre adolescentes y  recordó que en Uruguay, 30 % de los fumadores comenzaron a hacerlo entre los 12 y 18 años en 2006, mientras que hoy lo hacen solo 13 %.

Esa franja de edad “es sumamente responsable, solo tiene que tener las herramientas, se las dimos y las aprovecharon”, sostuvo Muñiz, refiriéndose al comportamiento de los adolescentes respecto del consumo de tabaco.

En alusión a los desafíos y a las acciones emprendidas, subrayó  la votación en el Parlamento de la ley de prohibición absoluta de publicidad de tabaco.

“Eso también es un logro si pensamos que hay 13 % de adolescentes que siguen fumando y se acercan a fumar porque hay una campaña propagandística importante desde las tabacaleras”, advirtió.

Sobre este tema, reafirmó la importancia de esta ley dadas las múltiples evidencias científicas mostradas durante los tres días de congreso y los últimos estudios realizados desde el ministerio en la materia.

Uno de ellos es el estudio sobre la carga global de enfermedad para Uruguay, atribuible al tabaquismo, que plantea el cálculo de los años de vida perdidos prematuramente o vividos en discapacidad para un número de enfermedades específicas vinculadas con el consumo de tabaco.

Esa investigación, realizada con las cifras de 2010, concluye que en Uruguay se producen cada año unas 6.500 muertes por esta causa y que se pierden 135.622 años de vida saludable.
 
“A esta ley de prohibición se agregan aportes científicos de la mayor importancia para mostrar que este es un camino correcto”, añadió.

Muñiz también destacó la presencia en el congreso de trabajadores de la cooperativa 21 de Octubre, conformada por extrabajadores de la empresa tabacalera transnacional de origen estadounidense Philips Morris que hoy trabajan con el Ministerio de Salud Pública como promotores de salud y agentes fiscalizadores de la normativa vigente.