ir al contenido

20/03/2014

Próximamente los centros educativos contarán con “cantinas saludables“

Minstra de Salud Pública dando declaraciones

Minstra de Salud Pública dando declaraciones

Encuestas recientes muestran una tendencia creciente en problemas de sobrepeso y obesidad en niños y adolescentes, dijo la titular de Salud Pública, Susana Muñiz, durante la presentación del alcance de la ley 19.410 que protege la salud de la población estudiantil pública y privada con alimentación saludable. Se trabaja en la reglamentación para la concesión de “cantinas saludables” en los centros educativos.

En conferencia de prensa realizada este miércoles en la Torre Ejecutiva, la ministra de Salud Pública, Susana Muñiz, señaló que la reglamentación de la ley 19.140, aprobada esta semana, es un paso trascendental en la protección de la salud de los niños y adolescentes uruguayos que asisten a centros educativos públicos y privados.

Las llamadas enfermedades socialmente transmisibles, como la obesidad y el sobrepeso, son actualmente un gran problema para la salud pública de una sociedad, según encuestas recientes, y tienen su origen en la imitación de conductas poco saludables, puntualizó la jerarca.

En este sentido, resaltó que se pretende promover estilos de vida saludable en el ambiente escolar y liceal, llegando a educadores y padres para trabajar juntos desde distintos lugares del Estado, “porque son los actores principales que deben involucrarse en esta política, para que en los próximos años tengamos una población más sana”.

Por su parte, el presidente del CODICEN, Wilson Netto, recordó que este tipo de campañas para mejorar la alimentación se realizan desde hace años pero nunca se habían concretado como en esta ocasión. Asimismo, dijo que la mayor permanencia de los niños y jóvenes en los centros escolares aumenta la necesidad de cuidar qué tipo de alimentos se ofrece en ellos.

Agregó que el CODICEN forma parte de una comisión de trabajo que confeccionó un manual con recomendaciones sobre los alimentos que se deben ofrecer y con una serie de acciones a tomar en los casos en que no se cumpla con la reglamentación.

“Las escuelas del país, los niños y sus familias tendrán más garantías sobre lo que se consume en los centros de educación”, dijo el jerarca, aunque reconoció que no es fácil lograr esa acción sin el apoyo en el hogar.

Por otro lado, Netto adelantó que el concepto de “las viejas cantinas y quioscos” dentro de los establecimientos educativos va a cambiar, porque se trabaja en una nueva reglamentación para aplicar a la hora de otorgar concesiones.

Finalmente el ministro de Educación y Cultura, Ricardo Erhlich, dijo que la ley fue el resultado del trabajo conjunto entre dos comunidades con el apoyo del Parlamento. “Estamos en un punto de inflexión que cambia la trayectoria y el rumbo que refiere a la salud”, señaló.