ir al contenido

08/05/2014

"Prioridad por la salud y derechos de las mujeres son causa de baja mortalidad materna"

Subsecretario Prof. Dr.  Leonel Briozzo

Subsecretario Prof. Dr. Leonel Briozzo

La OMS presentó datos sobre mortalidad materna que posicionan a Uruguay en el primer lugar de América Latina, con una baja del 67 % entre 1990-2013. El subsecretario de Salud Pública, Leonel Briozzo, dijo que las medidas del Gobierno priorizaron la calidad de la salud y los derechos reproductivos de las mujeres, eliminando el aborto realizado en condiciones inseguras, una de las principales causas de muerte materna.

Briozzo subrayó que la atención para que no se produzca la mortalidad materna es prioridad para el Gobierno, con una fuerte intensificación de las medidas desde el año 2005, que redundó en la disminución de muertes, uno de los indicadores centinelas de la salud de la población.

Las medidas implementadas por el Gobierno refieren a la atención de calidad en el embarazo y el parto de manera institucional. También la humanización del parto, el proceso de atención y la seguridad en el proceso de gestación influyó sobre las cifras. “Uruguay tiene, prácticamente, el 99 % de los partos a nivel institucional”, subrayó.

Otra de las estrategias que más impactó es la lucha contra el aborto en condiciones inseguras. Briozzo recordó que en la época en la que el aborto estaba penalizado, se trabajó en el modelo de reducción de riesgo y daños, en el cual el sistema de salud tuvo la obligación de asistir a las mujeres con embarazos no deseados con información para que, de resolver interrumpir la gestación, lo hicieran con un método de menor riesgo. Ahora, con la despenalización del aborto esa medida se consolidó como política pública.

Explicó que hay un sistema de atención intensiva y regionalizado que permite que en los casos con complicaciones se realice un tratamiento efectivo que atiende complicaciones de manera adecuada.

"Hemos tenido un suceso muy importante que nos posiciona en este primer lugar y en un sitio de vanguardia con intención de compartir esta experiencia exitosa para que el resto de los países de América Latina y el tercer mundo puedan llevar adelante estrategias similares”, enfatizó.

La tasa de mortalidad en Uruguay es cercana a las 5 muertes cada 10.000 recién nacidos vivos. La tasa se compone del número de muertes maternas sobre el total de nacidos vivos. Briozzo explicó que como Uruguay tiene un número de nacidos vivos con baja frecuencia, la tasa de mortalidad materna puede variar significativamente con uno o dos casos que ocurran; de hecho, hubo años en que se registró cero muerte.

En los países que están eliminando el aborto como causa de mortalidad materna, persisten dos tipos de muerte: la hipertensión en el embarazo, patología crónica que puede suceder aún ante los mejores cuidados de salud y prevención; y la hemorragia obstétrica que se da en el momento del parto, sobre todo cuando el parto no fue correctamente asistido en una institución. “El objetivo del Ministerio es intensificar la atención en estas dos causas para abatirlas y así lograr todavía seguir mejorando los resultados objetivos”, indicó.

Sistema de regionalización

El jerarca informó que se trabaja en la concreción del sistema nacional único de regionalización y traslado materno y perinatales, en conjunto con ASSE y FEMI. “Creemos que vamos a poder lograr antes de finalizar el gobierno un sistema regionalizado montado en los CTI que actualmente existe en el interior del país, para que los niños que lo requieran al nacimiento y las mujeres que así lo requieran en proceso del embarazo y parto, puedan tener una atención lo más cercana posible al lugar donde habitan y no tengan que venir siempre a Montevideo”.

Este sistema se encuentra en etapa de desarrollo, con presupuesto aprobado en la Rendición de Cuentas y con institucionalidad dentro de la Dirección General de la Salud. Se formará un centro coordinador nacional con técnicos de ASSE y FEMI, con la rectoría del MSP, para lograr una regionalización y traslado de los CTI que existen en el interior del país, cuando estos sean necesarios.

Este sistema utilizará los CTI pediátricos ya existentes en el interior, con posibilidad de convertirse en CTI perinatales, que integrarán un sistema de regionalización y traslado que permita manejar con mayor solvencia los casos de riesgo.

“En el tema de la mortalidad materna vamos en el buen camino, en la disminución, no solamente en la órbita de la salud pública, sino también desde el punto de vista educativo y de la sociedad, mejorando e incrementando los derechos de las mujeres, fundamentalmente los derechos sexuales y reproductivos, y asegurando un adecuado sistema asistencial universal”.

Ante este escenario, es posible que Uruguay sea el único país de América Latina que probablemente logre el Objetivo de Desarrollo del Milenio: Meta 5: Reducir un 75 % la tasa de mortalidad materna entre 1990 y 2015; y que logre para 2015, el acceso universal a la salud reproductiva.