ir al contenido

12/05/2014

Reunión con Obama: Mujica dijo que muertes por tabaco son “asesinatos en masa” y defendió la lucha de Uruguay

Reunión con Obama

Reunión con Obama

“Al año mueren 8 millones de personas por fumar tabaco. Esto supera todas las guerras mundiales; es un asesinato en masa”, dijo el Presidente José Mujica en su encuentro de este lunes con su par de Estados Unidos, Barack Obama. Defendió la política de Uruguay al respecto y llamó “a no hacerse el distraído” porque la batalla es “por la vida”. Obama lo elogió y lo definió como “un líder de todo el hemisferio”.

El Presidente Mujica se reunió con Obama en la Casa Blanca, en el marco de su visita oficial a Estados Unidos. El encuentro, al mediodía uruguayo (una hora menos en la capital estadounidense), comenzó con un saludo y un breve intercambio de comentarios, con la presencia de la prensa.

Tras una extensa sesión de imágenes captadas por medios uruguayos, estadounidenses y de cadenas internacionales, el presidente Obama se dirigió a Mujica destacándolo como una persona con mucha credibilidad en el mundo. Lo definió como “un líder en todo el hemisferio".

Le agradeció su visita y bromeó con respecto a las primeras palabras que Mujica le dirigió él, sobre la cantidad de canas que le habían aparecido en su cabello.

Mujica recordó que los uruguayos vivimos en el Sur y tenemos alma de Sur. “Pertenecemos a un continente cuya lengua materna es el castellano. Vivimos un tiempo en que tendremos que aprender inglés sí o sí y ustedes deberán ser un país bilingüe sí o sí, porque la fortaleza de la mujer latina es admirable y van a llenar este continente de gente que habla castellano y también portugués”, indicó.

El Presidente uruguayo dijo que hemos estado mirando para todos lados, pero debemos mirarnos un poco más a nosotros mismos".

“Dentro de la humildad de mi pequeño Uruguay, mi pueblo está en medio de una zona enormemente fértil, con agua. Venimos a buscar conocimiento e investigación en el campo de las ciencias biológicas, particularmente agrarias, que necesitan investigación local porque nuestro continente tiene que producir comida para el mundo”, explicó.

“Tenemos que llevar profesores americanos (estadounidenses), aunque sea para que estén un tiempo. Pero tenemos que arreglar las cosas de seguridad social para que puedan seguir cobrando sus derechos sociales acá. La sabiduría hay que ir a buscarla donde está”, enfatizó. 

Indicó que, si bien Estados Unidos es el país más avanzado que hay en el mundo en ciencias biológicas, "no queremos seguir enviando jóvenes estudiantes, porque se casan, las empresas americanas pagan mejores salarios y Uruguay termina perdiendo a los más calificados".

En cuanto a la política antitabaco, Mujica se confesó “viejo fumador”, pero insistió en la pelea que se debe dar al tabaquismo, ya que al año mueren 8 millones de personas por fumar. “Esto supera toda la Segunda Guerra Mundial, la Primera y todas. Es un asesinato en masa”, insistió.

“En Uruguay estamos en una pelea dura, tenemos que luchar por intereses muy fuertes. Los gobiernos no tienen que participar en pleitos privados, pero acá hay una batalla por la vida”, agregó.

Al final de sus palabras, Mujica llamó a que nadie se haga el distraído en esta batalla, “porque de todos los valores, el más importante es la vida”.

 

“He quedado favorablemente impresionado con Mujica”

“He tenido varias ocasiones de tener un diálogo con el Presidente Mujica y he quedado favorablemente impresionado por el progreso que está desarrollando con su labor en Uruguay”, señaló Obama al inicio de su alocución. Resaltó que comparte muchas opiniones con el mandatario uruguayo respecto de las temáticas de inclusión social.

En materia de relaciones bilaterales, el presidente de Estados Unidos destacó que las relaciones comerciales se han ensanchado e incrementado considerablemente. Añadió que es posible aumentar el intercambio de maestros, profesores, estudiantes.

También agradeció el papel desempeñado por Uruguay para mantener la paz en varias regiones del globo, tal el caso de Haití. 
 

“El Presidente Mujica tiene muchísima credibilidad en el mundo debido al papel que ha desempeñado en el ámbito de derechos humanos y en general se le reconoce por eso”, aseveró.

 

Reunión ampliada

Luego, ya sin los medios de comunicación presentes, tuvo lugar la reunión ampliada con la participación de autoridades de ambos gobiernos.

Por Uruguay estuvieron presentes todos los ministros que viajaron en la delegación: Luis Almagro, de Relaciones Exteriores, Mario Bergara, de Economía y Finanzas,Ricardo Ehrlich, de Educación y Cultura, Roberto Kreimerman, de Industria, Energía y Minería, Susana Muñiz, de Salud Pública, y Eduardo Bonomi, del Interior. También los acompañó el secretario de la Presidencia, Homero Guerrero.

Por Estados Unidos participaron el vicepresidente Joe Biden y el secretario de Estado (canciller), John Kerry, junto a otros funcionarios.

El encuentro se desarrolló en términos de cordialidad y entendimiento y duró unos 50 minutos. Posteriormente ambos mandatarios se reunieron en privado.

El primer balance del encuentro, por parte de la delegación uruguaya, es de satisfacción, por la forma en que se desarrolló.

 

La previa

Para la cobertura del encuentro entre ambos mandatarios se hicieron presentes todos los medios uruguayos que acompañaron a Mujica en el viaje, más de una decena, entre canales de televisión, emisoras de radio y medios escritos.

Los controles de ingreso a la Casa Blanca son intensos y estrictos, incluyendo la revisación de rutina de los equipos de video y fotografía.

Excepto estos detalles de seguridad, el entorno de la residencia oficial es de una notoria simplicidad. El Salón Oval es pequeño, sobrio, sin exceso de lujos.