ir al contenido

10/07/2017

Salud Pública otorgará incentivos económicos a los prestadores que cumplan metas de calidad asistencial

El pago de los incentivos estará basado en el cumplimiento de metas de calidad, relacionadas con la mejora de indicadores de atención, la seguridad del paciente y la optimización de los recursos, informó el ministro Jorge Basso. “El gran objetivo es que a través del financiamiento podamos estimular la resolutividad de algunos problemas trascendentes desde el punto de vista sanitario de la forma más eficiente posible”, añadió.

Foto: Ministro Jorge Basso

Foto: Ministro Jorge Basso

El médico general y el enfermero resuelven el 80 % de los problemas sanitarios de la población uruguaya de manera eficaz y eficiente, pero la gente los percibe como el trampolín para llegar al médico especialista, lo que, debido a la sobreutilización de estos recursos, repercute en mayores esperas para el usuario, explicó Jorge Basso a la Secretaría de Comunicación Institucional.

La definición del ministro de Salud Pública a favor de la optimización de recursos es uno de los pilares para la mejora de los incentivos que los prestadores sanitarios reciben por el cumplimiento de metas de calidad, junto con la mejora de indicadores de salud y de la seguridad del paciente.

El objetivo de estos incentivos es que “los estímulos económicos ayuden a mejorar el desempeño sanitario y la utilización racional de las instalaciones”, sostuvo durante su participación este viernes 7 en el último de los tallares de trabajo con actores del sistema, a 10 años de la reforma de la salud, realizado en el salón de actos del Ministerio de Salud Pública.

“Lo que en el mundo se ha demostrado es que ese concepto de mayor consumo de prestaciones en materia de servicios, generalmente, no va a asociado a la calidad de la atención. La consigna muchas veces es que menos es más”, explicó Basso.

Con los incentivos, el ministerio promoverá una actitud proactiva de las instituciones para buscar a los usuarios que abandonen las consultas. “Es un cambio del modelo de atención, es la única manera de poder abordar en términos de calidad la realidad sanitaria del país”, indicó.

Basso aseguró que en algunos casos existe una sobreutilización de los recursos y en otros, por el contrario, hay una faltante, ante lo cual el ministerio tiene una “mirada estructural”, promueve los convenios de complementación entre los prestadores y crea nuevos centros de referencia. Para esto último se envío un proyecto de ley al Parlamento.

El ministerio definió 15 problemas prioritarios en materia sanitaria, en reuniones con los 43 prestadores de servicios de salud. La lista incluye enfermedades no transmisibles, para identificarlas precozmente y darle seguimiento al paciente.