ir al contenido
+A

06/08/2018

Semana mundial de la lactancia 2018

En el marco de la Semana mundial de la lactancia 2018, el Ministerio de Salud recuerda la importancia de esta alimentación saludable, segura, inocua y culturalmente aceptada, desde el inicio de la vida.

Foto: lactancia

Foto: lactancia

La leche materna es un alimento inigualable desde el punto de vista nutricional, neuroendócrino e inmunológico. Pero la lactancia va más allá pues genera beneficios tanto para el bebé como para la madre, tales como la prevención de infecciones y enfermedades crónicas y ambientales.

Además, la lactancia resulta beneficiosa desde el punto de vista económico y afectivo, al estrechar los lazos entre madre e hijo/a.

Los determinantes de la lactancia materna son multifactoriales y por esta razón necesitan medidas de protección en varios niveles, desde las directivas legales y políticas, hasta de valores sociales, condiciones de trabajo de la mujer, condiciones de empleo y, por supuesto, de servicios de cuidados en salud que apoyen a las mujeres y familias a amamantar. Estas intervenciones deben ser simultáneas, con criterios unificados y de amplia mirada.

Desde el Ministerio de Salud se viene trabajando hace años junto a otros organismos, generando alianzas para promover y proteger la lactancia materna. Algunos de los cambios introducidos en materia de políticas y derechos han sido la extensión de licencia materna y paterna, la norma nacional de lactancia materna y la ley sobre salas de lactancia y su decreto reglamentario aprobado el pasado 30 de julio.

Es fundamental que todo el equipo de salud que acompaña a la mujer durante el embarazo y la lactancia conozca y garantice el cumplimiento de las leyes que actualmente rigen en nuestro país y el derecho a hacer uso de la sala de lactancia o del espacio destinado y acondicionado para tal fin.

Decreto reglamentario sobre salas de lactancia

El Ministerio de Trabajo tendrá la responsabilidad de la fiscalización y las sanciones en el marco de las estrategias de condiciones de trabajo adecuadas, mientras que el Ministerio de Salud será el encargado del registro oficial, a través de un trámite online a través del portal trámites.gub.uy, que en estos días será puesto en funcionamiento. 

Desde la aprobación de la ley, se llevó un registro preliminar en la Coordinación de lactancia del área niñez, que hasta el momento lleva 95 empresas y centros educativos que se han comunicado para ser asesorados y acompañados en la implementación. Por otra parte, BPS –aliado estratégico en la implementación de esta política– ha realizado convenios y reportado ya la inauguración de 26 salas. Además, 9 instituciones aún están en el proceso de implementación y el propio BPS cuenta con 10 Salas en varias de sus sucursales, tanto en Montevideo como en el interior.

Luego de que el trámite se encuentre en funcionamiento, todos aquellas instituciones públicas y privadas dónde trabajen o estudien 20 o más mujeres, o trabajen 50 o más empleados, deberán contar con una sala de lactancia. En aquellos casos donde no se registren el número determinado en el artículo 2º de la ley, pero cuenten con al menos una mujer en período de lactancia, deberán asegurar los mecanismos que garanticen el uso  de un espacio destinado a amamantar, extraer o almacenar y conservar la leche materna (Artículo 4º de la Ley).

Datos sobre lactancia

En un período de quince años desde 1996 a 2011 (fecha en que se realizó la última encuesta sobre prácticas de lactancia disponible en nuestro país) la evolución de la tasa de lactancia materna exclusiva al primer y sexto mes de vida del niño, muestra un aumento significativo. La tasa de lactancia exclusiva en los menores de seis meses se incrementó en 27,3 puntos porcentuales respecto a 1996 y en ocho puntos porcentuales respecto a 2007. Para el año 2011, el inicio de la lactancia resultó casi universal.

El 85 % de las niñas y los niños recibió leche materna como primer alimento, pero de cualquier manera casi el 15% tomó otras leches diferentes a la de su madre y el 40% no fue amamantado dentro de la primera hora después del parto.

Los lactantes que presentaron más riesgo de no ser alimentados de forma exclusiva con leche materna desde el nacimiento y durante los primeros seis meses de vida, fueron aquellos nacidos con bajo peso (menor de 2.500 gramos), los que fueron colocados al pecho de su madre más allá de la primera hora de nacidos, los hijos de madres adelgazadas, los hijos de madres fumadoras, los hijos de madres que trabajaban habitualmente 7 o más horas por día y los hijos de madres provenientes de hogares con mayor ingreso económico.

La lactancia materna continúa en un 45% de los casos al finalizar el primer año de vida, y un 27% de niños mantiene la lactancia hasta los 2 años.

Según los últimos datos a nivel nacional, el 11% de las madres manifestó haber abandonado la lactancia por “motivos de trabajo”. A medida que aumentan los años de escolaridad materna, este porcentaje asciende hasta el 21,7%.

 

Información de interés:

Norma Nacional de Lactancia

Ley Nº 19530 - Aprobación de la instalación de salas de lactancia materna

Reglamentación de la ley Nº 19530

 

Más información:

coordinacionlactancia@msp.gub.uy . Tel 1934 internos 4250/4252