ir al contenido

15/10/2014

Susana Muñiz en la COP6 - Moscú: “Uruguay no dará marcha atrás en el cuidado de la salud de su población”

Susana Muñiz en la COP6 - Moscú

Susana Muñiz en la COP6 - Moscú

La Ministra Susana Muñiz, enfatizó que “Uruguay no dará marcha atrás en el cuidado de la salud de su población”, al hacer referencia en Moscú, a la demanda de la empresa tabacalera Philip Morris. Las declaraciones de la jerarca, fueron realizadas en ocasión de la 6a reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio Marco Para el Control del Tabaco (CMCT) de la OMS (COP6). 

En su alocución, la titular de la Cartera de Salud Pública bregó por el fortalecimiento de la cooperación internacional y del control del comercio ilícito de productos de tabaco.En alusión a los argumentos esgrimidos por la industria tabacalera en juicios entablados a países, entre ellos Uruguay, Muñiz subrayó que “la libertad de comercio está limitada por el derecho soberano del Estado de proteger los derechos de los ciudadanos, en este caso los que refieren a la salud y a la vida”.

Con respecto al litigio con Philip Morris, la Ministra señaló que “desde el gobierno estamos convencidos que obtendremos un resultado favorable en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), pero queremos dejar bien en claro que en cualquier caso, Uruguay no dará marcha atrás en el cuidado de la salud de su población”.

Asimismo, Muñiz agradeció “el apoyo de múltiples países y de organismos internacionales a nuestra causa, que es la causa de la Salud Pública”.

 

A continuación, se publica el discurso completo de la Ministra de Salud Pública (Subtítulos de redacción):

 

Cooperativa 21 de Octubre: Una experiencia inédita de reconversión laboral

“Quiero comenzar saludando y felicitando a la jefa del Secretariado, la Sra. Vera Luisa da Costa e Silva y augurarle, en nombre del gobierno uruguayo muchos éxitos en esta nueva etapa que comienza; así como agradecer al Dr. Nikogossian por su labor y apoyo que mucho valoramos”. 

“Expresaré a continuación algunas reflexiones que desde Uruguay queremos compartir con todos ustedes: El consumo de tabaco provoca 6.000.000 de muertes por año generando mucho daño en la vida de las personas, en la de su familia y su entorno, así como también genera un inmenso costo directo en los sistemas de salud y de la seguridad social de los países”.

“En Uruguay somos conscientes del daño que provoca el tabaco, y por tanto hemos decidido avanzar en la aplicación de las medidas contenidas en el Convenio Marco. Hemos aplicado casi la totalidad de las medidas, como ser: aumento de impuestos, ambientes libres de humo, advertencias sanitarias, y hemos establecido una estrategia de cesación acompañada por campañas de información y sensibilización. Además, en Uruguay están prohibidas en forma total y absoluta la promoción, publicidad y patrocinio de los productos de tabaco, incluyendo la prohibición de exhibir el producto”.

 “Como ustedes saben, la industria ha adoptado varias medidas para interferir con la políticas de salud pública impulsadas por Uruguay. Una de esas medidas fue el cierre intempestivo y sin aviso previo de su fábrica en Uruguay. Como consecuencia directa de esta medida, más de 40 trabajadores quedaron sin empleo de un día para el otro. Varios de ellos fueron consiguiendo otro trabajo, pero desde el Ministerio de Salud Pública nos reunimos con quienes no pudieron conseguir otro empleo y los contratamos para trabajar en el Ministerio de Salud. Fue así como nació la Cooperativa 21 de Octubre, que constituye una experiencia inédita de reconversión laboral dentro de las recomendaciones establecidas en el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la OMS”.

“Esta cooperativa está integrada por ocho ex trabajadores de la industria, y toma el nombre del día del cierre de la planta, que ocurrió el 21 de Octubre de 2011. A través de este convenio con el Ministerio, ellos participan en actividades de prevención y promoción en salud, colaboran en la difusión de las políticas llevadas adelante en materia de control del tabaco, y asisten al Ministerio en el control del cumplimiento de la normativa vigente”.

CCICT: Fortalecimiento de la Cooperación Internacional

“En pos de implementar las medidas del Convenio Marco, hemos creado en Uruguay el Centro de Cooperación Internacional de Control de Tabaco, que es un centro de conocimiento y cooperación. Creado en la órbita del Ministerio de Salud, forma parte de los Centros de Intercambio de Conocimiento (Knowledge Hub) aprobados por la Conferencia de las Partes del Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) de la Organización Mundial de la Salud, y ha sido reconocido por la Secretaría del Convenio Marco con quien trabaja de forma coordinada”.

“Las autoridades de este Centro me han acompañado y se encuentran presentes, así que esperamos poder establecer lazos de cooperación con ustedes a partir de actividades que organicemos en conjunto, y de las cuales sin duda aprenderemos juntos, y fortaleceremos de este modo la aplicación del Convenio Marco”.

 Ratificación del Protocolo sobre Comercio Ilícito

“En cuanto al comercio ilícito de los productos de tabaco, queremos anunciarles que Uruguay ha ratificado el Protocolo de Comercio Ilícito, y exhortamos a las partes a que ratifiquen este instrumento, que será una herramienta vital para luchar contra el delito y la corrupción que genera el comercio ilegal, a la vez que permite una mayor eficacia de las medidas de control de tabaco”.

Logros en salud gracias a las políticas aplicadas

“A partir de la aplicación sistemática de las medidas recomendadas por el Convenio Marco, Uruguay pudo comprobar en la práctica la efectividad de las mismas. La prevalencia de consumo de tabaco descendió en los últimos diez años 10 puntos porcentuales, y en la población de 12 a 17 años este descenso fue de 20 puntos porcentuales”.

“Asimismo, hemos visto un descenso en el ingreso hospitalario por infarto agudo de miocardio, de un 22% anual, lo que significa un importante logro sanitario”.“Varias investigaciones han demostrado que la contaminación del aire en los espacios cerrados disminuyó en más del 90% a partir de la implementación de los ambientes libres de humo”.

“Es decir, la aplicación de las medidas ha tenido un efecto positivo en la salud de nuestra población. Un efecto real, medible y que nos llena de satisfacción y orgullo”.

 

 La industria tabacalera: Un adversario sin escrúpulos

“Lamentablemente, nos hemos encontrado con un fuerte opositor a la implementación de estas medidas, este opositor es la industria tabacalera”. “Quiero aprovechar esta oportunidad para referirme a la situación generada por las amenazas que las grandes multinacionales del tabaco hacen a los países cuando implementamos el Convenio Marco”.

“La industria tabacalera se comporta como un vector de la epidemia del tabaquismo, y sus antecedentes de negar durante décadas que el consumo de tabaco era dañino para la salud, de negar durante décadas que la nicotina era adictiva, de orientar su marketing a los jóvenes, de utilizar términos engañosos para hacer creer que unos productos eran menos nocivos que otros y de manipular los productos de tabaco para lograr mayor adicción, nos demuestran que estamos ante un adversario sin escrúpulos”.

“Frente a este tipo de industria que se ampara en las reglas de comercio y de protección de inversiones, es que nos enfrentamos los países cuando defendemos la salud de nuestras poblaciones”.

“Quiero decir que rechazamos enfáticamente la estrategia de la industria del tabaco para bloquear las medidas de control de tabaco”.

“Las multinacionales del tabaco tienen acciones a nivel global y han aprovechado la globalización del comercio, los acuerdos comerciales y de protección de inversiones para atacar a los países que implementan el Convenio Marco”.

“Esta situación está denunciada en el informe presentado por la Secretaria del Convenio Marco a las Partes en la COP6”. 

 

La libertad de comercio está limitada por el derecho soberano del Estado de proteger los derechos de los ciudadanos

“Actualmente, parte de la interferencia de la industria, es el recurrir a litigios a nivel nacional e internacional; los fundamentos de fondo esgrimidos en estos juicios tienen todos como argumento principal la supuesta violación de principios de comercio internacional como la no discriminación, el trato nacional o la cláusula de la nación más favorecida; ellos consideran que con la aplicación de las medidas de protección de la salud pública, se les está limitando a las empresas tabacaleras su libertad de comercio”.

“Rechazamos esos argumentos y sostenemos que la libertad de comercio no es un principio absoluto: la libertad de comercio está limitada por el derecho soberano del Estado de proteger los derechos de los ciudadanos, en este caso los que refieren a la salud y a la vida”.

“Es importante dejar en claro que por su naturaleza, el tabaco no puede ser asimilado a otro producto común de los que se consiguen en el mercado. Estamos hablando de un producto que contiene una droga adictiva que provoca enfermedad y muerte a sus consumidores y a quienes están expuestos a él, de ahí la imperiosa necesidad de tomar medidas para proteger a nuestra población”.

“Sin duda que la mejor forma de contrarrestar los fundamentos de la industria del tabaco es tratando de excluir a éste y sus productos derivados de la protección de los Tratados de Libre Comercio o de los Acuerdos de Protección de las Inversiones, pero sabemos que esto no siempre ha sido posible”.

 

Uruguay no dará marcha atrás en el cuidado de la salud de su población

“Como ustedes saben, Uruguay es uno de los países afectados por la estrategia de las empresas tabacaleras, a fin de contener las medidas de control del tabaco a través de juicios nacionales e internacionales”.

“Una de las empresas tabacaleras más poderosas del planeta, Philip Morris, nos demandó ante el CIADI del Banco Mundial, amparándose en el Acuerdo de Protección de Inversiones entre Uruguay y Suiza firmado en 1991”.

“Los mecanismos que generalmente se usan para demandar a los países son el CIADI del Banco Mundial a nivel de empresas privadas, y el entendimiento de solución de diferencias del GATT (Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio) de la OMC cuando se trata de litigios entre Estados; quizás esto es así debido a que el Convenio Marco en su artículo 27 no establece un mecanismo que tenga la exigencia de ser utilizado por las partes litigantes en caso de interpretación o aclaración del Convenio Marco, y que además sus decisiones tengan carácter obligatorio. Creemos necesario que la COP6 analice la aplicación del inciso 2 del artículo 27”.

“También queremos hacer mención que en el día de hoy, Uruguay está contestando la demanda presentada por la industria tabacalera, y queremos destacar que Uruguay está ejerciendo su derecho soberano a regular estos productos tóxicos con efectos letales para la salud de la población y que lo seguirá haciendo”.

 “Queremos agradecer el apoyo de múltiples países y de organismos internacionales a nuestra causa que es la causa de la Salud Pública”.

 “Estas medidas que les he mencionado, parten de un consenso mundial que busca reconocer la prioridad del derecho a proteger la salud pública y es, por lo tanto, nuestra responsabilidad ineludible impulsar y aplicar las medidas contenidas en el Convenio Marco”.

“Deseo expresarles además, que desde el gobierno estamos convencidos que obtendremos un resultado favorable en el CIADI, pero queremos dejar bien en claro que en cualquier caso, Uruguay no dará marcha atrás en el cuidado de la salud de su población”.

“Quiero cerrar mi participación con una frase que nuestro Presidente, José Mujica, dijo al Presidente Obama en su visita a la Casa Blanca este año y que encierra nuestra filosofía: (El tabaquismo) es un asesinato en masas...Tenemos que luchar con intereses muy fuertes... pero acá hay una batalla por la vida...que nadie se haga el distraído en esta batalla, “porque de todos los valores, el más importante es la vida”.