ir al contenido

30/09/2013

Uno cada doce horas

La atención a la salud comprende entre otras cosas la prescripción y dispensación de medicamentos necesarios para el tratamiento o prevención de una enfermedad, condición física o psíquica o síntoma de esta.Esta prescripción constituye parte esencial de la cobertura de salud que debe garantizarse a todos los usuarios ya sean de instituciones públicas como privadas. Es un derecho de todos los usuarios de la salud acceder a los medicamentos contemplados en el Formulario Terapéutico de Medicamentos (FTM) creado por el Ministerio de Salud Pública en el año 2006.

Los usuarios tienen derecho a acceder a los medicamentos del FTM que más se adecuen a sus necesidades cínicas, en las dosis que correspondan, durante el tiempo que sea preciso, prescriptos siempre bajo las condiciones y circunstancias para las que existen pruebas científicas constatadas y validadas de su utilidad y seguridad según el MSP.

Tienen derecho a ser informados por su médico sobre los beneficios y riesgos de los tratamientos farmacológicos que les prescriba y a recibir las instrucciones necesarias sobre posología, pautas de administración, duración del tratamiento y precauciones que deben adoptar.

Cuando existían sospechas de reacciones adversas a medicamentos los profesionales de la salud debían notificar al Ministerio, actualmente los usuarios también pueden y deben notificar sobre estos efectos adversos con lo que consiguen tener un rol activo garantizando sus derechos en esta materia.

Como mencionamos anteriormente el FTM es un listado de los medicamentos que las instituciones públicas y privadas de todo el país están obligadas a brindar a todos sus usuarios. Pero cabe destacar que este listado es sobre medicamentos por denominación genérica del principio activo como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud.

Es decir que si nosotros leemos este listado no vamos a encontrar los nombres comerciales de los medicamentos tal como los vemos en una farmacia sino el principio activo que los componen. Por ejemplo no vamos a encontrar nombres como Perifar o Ibumidol sino el principio activo de ellos que es en este caso el ibuprofeno.

Para poder exigir nuestros derechos en materia de medicamentos es fundamental conocer algunos conceptos como el explicado anteriormente de principio activo y otros como medicamentos originales, similares o genéricos.

Un medicamento original es el registrado y comercializado por un laboratorio que en su momento realizó los esfuerzos de investigación y desarrollo necesarios para el descubrimiento de una determinada molécula para su posterior utilización en tratamientos de enfermedades.

Un medicamento similar o copia contiene la fórmula original pero son fabricados y comercializados por laboratorios distintos del que descubrió y comercializó inicialmente la molécula original.

Por último tenemos los medicamentos genéricos o intercambiables que son aquellos que han demostrado la equivalencia biofarmacéutica con el medicamento de referencia.

El Ministerio de Salud Pública es quien garantiza la calidad total de los medicamentos que se expenden en las Farmacias de las Instituciones Públicas y Privadas, como así también en Farmacias Comerciales, sean ellos originales, similares o genéricos. Todos pasan por rigurosos controles y están sujeto a permanente fiscalización y vigilancia sanitaria.