ir al contenido

29/12/2014

Uruguay llega al segundo lugar entre los países con menor mortalidad materna en América

El ministro interino de Salud Pública, Leonel Briozzo

El ministro interino de Salud Pública, Leonel Briozzo


El ministro interino de Salud Pública, Leonel Briozzo, resaltó los logros de Uruguay en la lucha contra la mortalidad materna, que lo posicionan al finalizar este mandato de Gobierno como el segundo país con menor índice en la materia de América, detrás de Canadá, y por encima de países con tradición de buenos resultados como Estados Unidos, Cuba y Chile. El tema fue analizado este lunes en el Consejo de Ministros.


Tras la reunión realizada en la residencia de la avenida Suárez, el ministro interino de Salud Pública informó en rueda de prensa sobre la posición de Uruguay respecto de la mortalidad materna. Al finalizar el periodo de Gobierno de José Mujica, el país se ubica en el segundo lugar en América entre los que muestran menor índice en la materia, detrás de Canadá.

Briozzo explicó que en el Consejo de Ministros se valoró que la nueva posición es producto no solo de las políticas económicas y la disminución de la inequidad sino también de un paquete de medidas que tienen que ver con la salud sexual y reproductiva que se ha desarrollado y consolidado.

Ello nos pone en esta perspectiva tan favorable en este tema sensible, no solamente para la salud de las mujeres sino también para toda la sociedad, puntualizó. 

“La mortalidad materna es el indicador más importante de la salud de una sociedad y creemos que es una muy buena noticia para dar al finalizar este año”, acotó.

En otro orden y consultado sobre los controles de la normativa que regula el mercado del tabaco, Briozzo manifestó que se continúa trabajando como hasta ahora, incorporando los controles establecidos según los cambios que ha tenido la normativa vigente.

Añadió que la política al respecto ha sido muy efectiva, sobre todo entre los adolescentes y jóvenes en general y ha tenido un impacto importante en indicadores muy duros, como la reducción de los infartos de miocardio vinculado directamente con la política de control del tabaquismo.