ir al contenido

24/07/2015

Vacuna antigripal incorpora una de las cepas del virus que circula en Uruguay

La directora de Epidemiología del MSP, Laura Solá, informó que uno de loslas cepas de los virus circulantes en hospitales - entre la gente internada con afecciones respiratorias respiratorias - está incluido en la dosis de la vacuna antigripal, por lo que consideró fundamental inmunizarse. Hizo particular énfasis en los equipos de salud para evitar la expansión del virus y dijo que es “una responsabilidad ética” vacunarse.

Foto: Presidencia

Foto: Presidencia

En diálogo con la Secretaría de Comunicación, la directora de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MSP), Laura Solá, se refirió a los alcances de la campaña de vacunación antigripal 2015 a pocos días de su finalización; enfatizó que hay tiempo de recibir la dosis contra el virus de la influenza, causante de la gripe.

Solá aseguró que, pese a que esta campaña registró un ritmo más lento que otros años, se alcanzó una cifra significativa, cercana a las 420.000 inmunizaciones —al 20 de julio—, lo que representa un 15 % de la población total del país.

Según estimó, estos valores se debieron en parte a las condiciones climáticas. Solá recordó que la circulación de los virus se suele dar en mayor proporción en los meses más fríos, lo que, ante la aparición de ciertos casos de gravedad, genera la preocupación y la inmediata vacunación. Se entiende que  las temperaturas más altas  - en general - dilató la decisión de recibir la dosis.

La vacunación se sugiere para toda la población, pero principalmente para niños pequeños — de entre seis meses y cuatro años—, embarazadas, inmunodeprimidos, personas con patologías respiratorias y mayores de 65 años. Más de la tercera parte de este grupo se vacunó.

Otro grupo de riesgo que debe inmunizarse es el personal de la salud, que lo hizo en un 33 %. “Es fundamental que allí el porcentaje sea mayor”, aseguró la entrevistada, porque no solo se previene el riesgo que contrae la persona, sino la expansión del virus a personas debilitadas. “Es una responsabilidad ética y moral vacunarse”, dijo.

Solá recordó que el 2010 fue el año con el porcentaje más alto de vacunación. Fue a posteriori de la epidemia de gripe H1 N1 del 2009, cuando hubo casos graves y fatales que generaron una alerta en la población.

La funcionaria reflexionó sobre la cultura existente en Uruguay respecto a las vacunas. “La población de nuestro país tiene fuerte convicción de vacunarse. El cumplimiento del esquema de vacunación obligatorio es superior al 95 %. Eso es muy bueno. Debemos entender que esa no es la situación en países donde la vacunación no es obligatoria y menos aún cuando las vacunas no son obligatorias como la de la gripe”, indicó.

Circulación del virus
Solá dijo que la aparición de casos de gripe ha sido más lenta respecto a años anteriores. Recién en las últimas semanas comenzó a notarse una sobresaturación de las unidades de emergencia en los prestadores de salud. Informó que el ministerio inspeccionará a estos lugares para verificar que se cumplan con las medidas indicadas, a fin de que no se "saturen las puertas” y no se enlentezca la atención de los casos más urgentes.

En este sentido, informó que, en el análisis que se realiza en el Laboratorio de Salud Pública, se detectó que los pocos casos de influenza que fueron registrados (virus de la gripe) corresponden a uno de los tres virus que se aportan en la vacuna, de ahí la importancia de vacunarse, aún ahora. “La vacuna contiene una de las cepas —tres en total— de los virus que están circulando en este momento en Uruguay, o sea que está más que indicada la vacunación”, insistió.

Uruguay participa cada año en la conformación de las vacunas antigripales para el Hemisferio Sur. Se envía al Ministerio de Salud una muestra de los hisopos que se recolectan en los prestadores de salud, allí catalogan la cepa circulante, la información se envía a la Organización Mundial de la Salud para que sea considerada al momento de elaborar la vacuna antigripal del año siguiente. “Es importante para luego poder prever las cepas circulantes”, añadió.

A tiempo de vacunarse
La titular de Epidemiología dijo que actualmente hay dosis suficientes —unas 100.000 más— para que, quien lo desee, se vacune en los últimos días de la campaña. Aclaró que un resfrío no invalida contra darse la vacuna antigripal, si un niño debe darse cualquier otra vacuna del esquema puede hacerlo junto con esta, y una vez vacunado deben pasar quince días para quedar inmunizado.

Solá resaltó la importancia de mejorar la inmunidad y disminuir las posibilidades de padecer enfermedad entre quienes se vacunan, así como de su entorno, ya que se trata de una patología de transmisión área.