ir al contenido

02/12/2013

VIH/sida: Uruguay aspira a lograr “transmisión vertical cero” antes de 2015 y promueve controles

VIH/sida: Uruguay aspira a lograr “transmisión vertical cero” antes de 2015 y promueve controles

VIH/sida: Uruguay aspira a lograr “transmisión vertical cero” antes de 2015 y promueve controles


El diagnóstico temprano para el tratamiento adecuado durante el embarazo permitirá cumplir con la meta 2015 de “transmisión vertical cero” del virus del VIH/sida (de madre a hijo), incluso antes de lo previsto. Para ello, el MSP promueve controles en el primer trimestre de gestación y la realización del estudio en forma previa. Hoy, 13 mil uruguayos conviven con una enfermedad que, detectada y tratada a tiempo, no es mortal.

En el marco de conmemoración del Día Mundial del VIH/sida, se realizó un acto en el Ministerio de Salud Pública, presidido por la ministra, Susana Muñiz, y el subsecretario y presidente de la Comisión Nacional de Lucha contra el SIDA (CONASIDA), Leonel Briozzo, acompañados por el representante de UNICEF en Uruguay, Egidio Crotti. 

El subsecretario explicó que cada año se diagnostican unos mil casos. “Hay más casos diagnosticados que otros años porque se está detectando mucho más, dado que hay una mayor disponibilidad de tests a nivel del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) y por las campañas que se realizan desde el MSP a nivel nacional”.

Dijo que actualmente unos 13 mil compatriotas viven con VIH en Uruguay. En este sentido, recordó que se trata de una enfermedad crónica, no mortal, con la cual se puede convivir, sin contagiar a nadie y haciendo una vida totalmente normal, si es diagnosticada y tratada a tiempo. El jerarca instó a controlarse sin miedo, para que pueda tratarse a tiempo.

Agregó que el VIH suele ser una epidemia que afecta fundamentalmente a jóvenes, sobre todo porque su contagio es mediante la relación sexual, si bien no es nada despreciable el riesgo que se tiene con la transmisión vertical que se da durante el embarazo y la lactancia.

Briozzo afirmó que el objetivo es llegar en 2015 a la cero transmisión madre-hijo. “Estamos en un momento bisagra, en un punto de inflexión. Nuestro país tiene registros excelentes en lo que respecta a la salud materna y perinatal, lo que es un orgullo para el país. Lo que estamos mostrando es lo que ocurre; otros países no tienen esa posibilidad. Lo que pasa es que aún tenemos una tasa alta de transmisión, pero, con medidas que desarrollamos en el Sistema de Salud, con la actualización, el test de VIH y el tratamiento, se logró una disminución franca”, dijo. El jerarca estimó que, si la situación sigue transcurriendo como hasta ahora hasta fin de año, habrá un brusco descenso de dicha transmisión vertical, cercana a la meta del cero.

 

Controles

La mujer que tiene VIH puede tener un embarazo y un parto normal y su niño puede nacer libre de sida, siempre que el diagnóstico se realice a tiempo, sobre todo en las primeras semanas. Además implica que se cumpla con el tratamiento indicado durante todo el embarazo y que no se practique la lactancia, porque es una instancia propicia para la transmisión de la enfermedad. “Con estas medidas, que implican un tratamiento muy bien aceptado —no como otros anteriores—, se puede aspirar a tener una ‘generación libre de sida’ como se plantea como objetivo 2015”, sostuvo.

Briozzo explicó que lo ideal es saber que la mujer padece la enfermedad en forma previa al embarazo, para poder planificar el tratamiento, o de lo contrario, detectarlo en las primeras 12 semanas, ya que las primeras rutinas que se indican en el primer trimestre incluyen el estudio de VIH. 

En la oportunidad, se presentaron, además de los datos nacionales, una experiencia exitosa de acompañamiento a mujeres con VIH para favorecer su vinculación a cuidados de salud por parte de la sociedad civil, y la “Guía Clínica para la Eliminación de la Sífilis Congénita y Transmisión Vertical del VIH”.